domingo, 26 de diciembre de 2010

Tratado de Metapsíquica de Charles Robert Richet (8)

3.º Período espiritual.

En 1847, sobrevino un acontecimiento, insignificante en apariencia, pero en realidad de una importancia considerable, que nos introdujo en el mundo de hechos imprevistos y de doctrinas tan imprevistas como los hechos.

El magnetismo animal, a fuerza de no ser más que una terapéutica dudosa, no hacía ningún progreso. El espiritismo, anunciando nuevas prácticas y nuevas teorías, constituyó una nueva era: es el tercer período (espiritual), de las ciencias metapsíquicas, que va de 1847 a 1874.

Catherine y Marguerite Fox
En 1846, en la pequeña ciudad de Hydesville (Arcadia), cerca de Nueva York, un tal Michel Weakman oye un ruido extraño fuera. Sale, no ve nada. Pero como los ruidos se renuevan y lo importunan, deja Hydesville. Su casa fue ocupada por un tal señor John Fox, que llegó allí con sus dos hijas, Catherine y Marguerite, de doce y catorce años de edad. Una noche, al acostarse, Catherine y Marguerite escucharon golpes, choques (raps - golpes acompasados) y comprobaron (diciembre de 1847, marzo de 1848), que esos golpes eran inteligentes1.

1. Explanation and history of the mysterious communion with spirits in western New-York (Explicación e historia de la misteriosa comunión con los espíritus en el oeste de Nueva York) (Nueva York, Foxler, y Wels, 1850); Londres, 1853. -E. Capron, Modern spiritualism, its facts and Fanaticism (Espiritismo moderno, sus hechos y Fanatismo) (Boston, 1855).

Hermanas Fox
Pronto los fenómenos se desarrollaron: diversas personas comprobaron que estos raps inteligentes demostraban cierto conocimiento de hechos no revelados. La familia Fox, en agosto de 1848, deja Hydesville, para irse a Rochester. Léa Fish, hermana mayor de Catherine y de Marguerite, se unió a sus dos hermanas para las manifestaciones espirituales.

Imaginamos (a Isaac Post) construyendo un alfabeto y conversando por medio de este alfabeto con las fuerzas desconocidas, que se decían espíritus.

Para controlar seriamente los hechos anunciados por las hermanas Fox, y que atraían cada día a una asistencia más numerosa, hubo unas reuniones a veces tumultuosas, a veces entusiastas. La primera investigación científica data de junio de 1852 en San Luis (Missouri). Parece haber sido favorable. Y sin embargo, la familia Fox era cualquier cosa menos desinteresada. Los experimentos eran pagados, y las representaciones públicas eran realizadas, o se pagaba en su lugar como en un circo.

Todos estos inicios del espiritismo, debidos al azar, por un mercantilismo descarado, son de hecho bastante miserables2.

2. Algo algo similar pasó para el maravilloso descubrimiento, hecho también en América, de la anestesia quirúrgica. Fue debido al azar, e inmediatamente Horace Wells y Morton pensaron en patentar y beneficiarse de esta invención. Pero esta ambición no cambia la realidad de las cosas. O. y W. Wright no se descuidaron en patentar su máquina voladora. La magnitud de su descubrimiento no es menor.

Pero el impulso fue dado. En América, rápidamente en Europa, la práctica de las mesas giratorias y la doctrina del espiritismo hicieron en tres años progresos extraordinarios. Como en 1870 para el magnetismo animal, el entusiasmo fue extraordinario para las mesas giratorias en 1850, y es bastante pueril no ver allí el efecto de una ilusión colosal y colectiva.

Por otra parte la credulidad fanática de una masa ciega e ignorante, y la negación burlona de una masa también ignorante y también ciega, venían a mezclar sus opiniones reflexivas y sus creencias motivadas. Pronto se probó que los fenómenos de raps y de telequinesia podían ser observados con otros médiums además de las hermanas Fox3.

3. Se produjo una aventura singular. Marguerite Fox, convertida en Mad. Kane, se inventó en 1888, para obtener algún beneficio, que ella había engañado anteriormente, y que todas sus historias cuando era niña y joven hija fueron una farsa.


La sesión donde pronunción estas asombrosas declaraciones fue tumultuosa, e indignó a toda la asistencia (Academia musical de Boston). La otra hermana, Catherine, convertida en Mad. Joncken, posteriormente Mad. Sparr, entregada por otra parte al alcoholismo, hizo la misma declaración en noviembre de 1888 en Rochester. Pero en 1892, Marguerite y Catherine, volviendo sobre sus supuestas confesiones, se retractaron. Estos lamentables hechos no prueban nada, si no la fragilidad mental de las médiums.


A fin de cuentas, cuando se afirma un hecho, no basta con decir más tarde que se mintió, sino que todavía hay que indicar cómo se pudo mentir o engañar.


Un tal Señor Blackman dijo que, mediante hábiles subterfugios, junto con G.-A. Smith, engañó largamente a Gurney, Myers, Podmore, H. Sidgwick y Barrett (Confessions of a telepathist - Confesiones de un telépata, J. S. P. R., octubre 1911, 116). Pero en esta supuesta revelación ciertamente mintió. Creo que como Marthe Béraud, una vez, a cierto abogado de Argel, antaño, le contó que había simulado en villa Carmen; pero lo negó más tarde, y la afirmación de este individuo es apenas válida. Habría que escribir un pequeño capítulo bastante curioso sobre las pseudoconfesiones de los médiums.

George F. Edmunds
Entre las adhesiones, ninguna ejerció influencia más poderosa que la del juez Edmunds, senador, hombre considerado en todos los Estados Unidos, tanto en su integridad como por su sagacidad.

Los médiums son, la mayoría de las veces, de tal inestabilidad mental que sus afirmaciones, positivas o negativas, no tienen gran valor. Que más tarde, después del auge prodigioso del espiritismo, con posterioridad a sus experiencias iniciales, las hermanas Fox hubieran simulado, engañado, es posible, es probable, es casi seguro. Tenemos numerosos ejemplos de médiums muy poderosos, que tuvieron primero fenómenos auténticos, pero que, más tarde, por codicia, o por vanidad, viendo que sus poderes mediúmnicos disminuían, trataron de sustituirlos por el fraude. Es difícil admitir que el fenómeno de los raps, que es ciertamente verdadero, hubiera sido fabricado por las hermanas Fox, sin tener ninguna realidad. Antes de 1847, no se sabía nada de los golpes acompasados y ni de los raps4. Llegan las hermanas Fox, dos niñas, que dan ejemplos vívidos y memorables. ¡Entonces, en todas partes, el mismo fenómeno es realmente comprobado, y después de que los ejemplos se multiplicaran, las hermanas Fox afirman que mintieron! Es probable que esta negación sea una mentira. Ellas intentaron, viendo el favor y el dinero del público alejarse de ellas, llamar de nuevo, a través de la mentira, la atención del público sobre sus endebles personas.

4. Sin embargo según J. Maxwell (Les sciences psychiques, Revue de Paris - Las ciencias psíquicas, Revista de París, 1 de marzo de 1921) el obispo Adrien de Montalembert en 1526 habría comprobado el fenómenos de los golpes en casa de una religiosa de Lyon.

Entonces, en 1847, Marguerite Fox tenía 15 años; Kate 12 años. ¿Podemos admitir que estas dos niñas hubieran maquinado un fraude que fue objeto de millares de comprobaciones durante tres cuartos de siglo? La realidad de los raps ya no depende de las hermanas Fox. En 1888, ya era demasiado tarde para retractarse, y su retractación pública no prueba nada5.

5. Las experiencias hechas por Aksakoff y Boutleroff con Kate Fox, no muy interesantes por otra parte, son presentadas a continuación (A. S. P., 1901, XI, 192).

Es deplorable pensar que, desde el año 1849, la familia Fox ya daba sesiones de pago de sus experiencias teatrales de espiritismo. Esto no disminuye la verdad de los fenómenos, al igual que las patentes adoptadas por Wells y Morton para el empleo del éter no contradicen la realidad de la anestesia6.

6. Para obtener más información sobre la historia del espiritismo, consultar a E. Morselli, que proporciona información abundante y precisa (Psicologia e spiritismo - Psicología y espiritismo, Turín, 1908, I, 12-27).


Nota del Búho Miope: Para consultar el tomo I de Psicologia e spiritismo pulsar aquí. Para consultar el tomo II de Psicologia e spiritismo pulsar aquí.

No podemos seguir aquí el rápido desarrollo del espiritismo. En 1852, una petición acompañada de 14.000 firmas fue presentada al Senado de los Estados Unidos, solicitando que una comisión científica fuera nombrada para el estudio de todas las cuestiones que se refirieran al espiritismo.

Y ya era como una nueva religión. Los círculos espiritistas, los periódicos espiritistas se multiplicaban.

Robert Hare
Entre los primeros adeptos, al lado de Edmunds7, hay que mencionar, en América, a los profesores Britton, David Wells, Byrant, Bliss, profesores de la Universidad de Pensilvania, y sobre todo al Dr. Robert Hare, profesor de química en el Harvard College8, que se convirtió después de haber sido un incrédulo.

7. Sus escritos, en colaboración con Talmadge, antiguo gobernador de Wisconsin, y el Dr. Dexter, son publicados bajo el título siguiente: Spiritualist tracts (Vías espiritistas) (Nueva York, 1858-1860).


8. Hare, Experimental investigations of the spirit manifestations demonstrating the existence of spirits, and their communications with mortals (Investigaciones experimentales de las manifestaciones de los espíritus que demuestran la existencia de los espíritus, y sus comunicaciones con los mortales), Filadelfia, 1856. -Makan, Modern mysteries explained and exposed (Misterios modernos explicados y expuestos), Boston, 1855 (Universidad).

En Europa, el espiritismo se desarrolló muy rápidamente9. Y por supuesto, no fue sin provocar vivas reacciones.

9. Ver De Mirville, Pneumatologie des esprits et de leurs manifestations diverses (fluidiques, historiques, etc.) [Pneumatología de los espíritus y sus manifestaciones diversas (fluídicas, históricas, etc.)], París, 1ª edic., 1853, 5ª edic., 5 vol., París, 1863-1864. -Gasparin (A. de), Les tables tournantes considérées au point de vue de la physique générale (Las mesas giratorias consideradas desde el punto de vista de la física general), Génova, Kessman, 1855. -Hornung (E.), Spiritualistische Mittheilungen aus der Geisterwelt (Comunicaciones espiritistas del mundo del espíritu), Berlín, 1859 y 1862. -Kiesewetter (C.), Die Entwickelungsgeschichte des Spiritismus von der Urzeit bis zur Gegenwart (La historia del desarrollo del espiritismo desde la prehistoria hasta la actualidad), Leipzig, Spohr, 1893. -Leymarie, Histoire du spiritisme, compte rendu du congrès spirite de 1889 (Historia del espiritismo, informe del congreso espiritista de 1889), París, librería espiritista, 1890, p. 3-45. -Malgras, Les pionniers du spiritisme (Los pioneros del espiritismo), París, Librería de las ciencias psicológicas, 1906.

Los sabios particularmente se negaron a admitir la autenticidad de los fenómenos, y, para explicar el hecho indiscutible de las mesas giratorias y de los raps, idearon hipótesis bastante complicadas, y explicaciones a veces muy exactas, a veces muy sutilmente erróneas.

Michel Eugène Chevreul
En aquella época, en efecto, es decir hacia 1854, ignorábamos más o menos completamente el fenómeno de los movimientos inconscientes bastante bien conocidos hoy. Es Chevreul, quien tuvo el gran mérito de explicarlos y que dio una interpretación ingeniosa y racional10. Esta teoría de Chevreul fue apoyada por Babinet11, Faraday12, Carpenter, y en general por todos los fisiólogos y los físicos.

10. Chevreul, De la baguette divinatoire, du pendule explorateur, et des tables tournantes (De la varilla de zahorí, del péndulo explorador, y de las mesas giratorias), París, 1854.


11. Babinet, Etudes et lectures sur les sciences d'observation (Estudios y conferencias sobre las ciencias de la observación), París, 1836. -Carpenter, Principles of mental physiology et psychological curiosities of spiritualism (Pop. sc. Monthly) [Principios de fisiología mental y curiosidades psicológicas del espiritismo (Pop. sc. Mensual)], 1877, III, 128. -Faraday, The table turning delusion (El engaño de la mesa giratoria), Lancet, 1853. -Cumberland, Fraudulent aspects of spiritualism, Journ. of mental science (Los aspectos fraudulentos del espiritismo, Revista de ciencia mental), 1881, XVII, 280-628. -Morin (M.-S.), Le magnétisme et les sciences occultes (El magnetismo y las ciencias ocultas), París, 1855.


Nota del Búho Miope: Si desea descargar el volumen I de Etudes et lectures sur les sciences d'observation puede hacerlo desde aquí. Si desea descargar el volumen II de Etudes et lectures sur les sciences d'observation puede hacerlo desde aquí. Si desea descargar el volumen III de Etudes et lectures sur les sciences d'observation puede hacerlo desde aquíSi desea descargar el volumen IV de Etudes et lectures sur les sciences d'observation puede hacerlo desde aquíSi desea descargar los volúmenes VII y VIII de Etudes et lectures sur les sciences d'observation puede hacerlo desde aquí.


12. Véase sobre el trabajo de Faraday el reciente artículo de Fr. Grünewald, Faraday über d. Tischrücken. Psych. Stud. (Faraday sobre las mesas giratorias, Estudios Psicológicos), 1920, XLVII, 151, 298, 295.

El hecho del estudio de las mesas giratorias es uno de los más difíciles de la metapsíquica objetiva; porque nada es más difícil que la determinación de la parte del inconsciente sobre los movimientos oscilatorios de la mesa. La buena fe de los asistentes no es dudosa, pero evidentemente, no pueden ser ni conscientes ni responsables de las contracciones musculares inconscientes e involuntarias. Así pues, la prueba de que hay un movimiento de la mesa sin contracción muscular no puede hacerse entonces de una forma rigurosa.

Austin Flint
Lo mismo ocurre con los raps. Un eminente fisiólogo, M. Schiff, hizo sobre esto mismo una experiencia singular. Demostró que al mover por una contracción muscular el tendón del músculo peroneo lateral se podía oír un crujido, muy similar a los raps que producen supuestamente los espíritus. Esta explicación pueril, que en la actualidad nos hace sonreír, encontró buena acogida por los estudiosos de la época, que probablemente no han escuchado los raps que hacen vibrar la madera de una mesa, ruidos a veces resonantes, a veces marcadamente musicales, mientras que los crujidos del tendón peroneo, si es que alguien los puede producir, que no sea el ilustre fisiólogo de Florencia, no tienen nada en común con las vibraciones de la madera. Las afirmaciones de M. Schiff habían sido precedidas por las de A. Flint, otro distinguido fisiólogo, que, después de haber estudiado a las hermanas Fox, atribuía los raps producidos a los crujidos de la rodilla13.

13. Flint (A.), On the discovery of the source of the Rochester knockings, and on sounds produced by the movements of joints and tendons. Quarterly Journ. Psychical Med. (Sobre el descubrimiento del origen de los golpes de Rochester, y sobre los sonidos producidos por el movimiento de las articulaciones y los tendones. Revista Trimestral de Medicina Psíquica), Nueva York, 1869, III, 417-446. -M. Schiff, Comptes rendus de l'Ac. des sciences (Informes de la Academia de la ciencias), 18 de abril de 1859. -Jobert, Velpeau, Cloquet, Discusión sobre el mismo tema, Ibid., passim.

A estas objeciones de orden experimental, bastante pobres por otra parte, los espiritistas respondieron mal. Tendrían que probablemente, como se hizo posteriormente, responder con las experiencias, pero fue por las teorías y por las pruebas de una nueva religión.

Allan Kardec
Fue sobre todo a M. H. Rivail, doctor en medicina (1803-1869), apenas conocido bajo el nombre de Rivail, célebre bajo el pseudónimo de Allan Kardec, a quien se debió esta teoría del espiritismo14.

14. Le livre des esprits (El libro de los espíritus), París, 1857, 1ª edic. Le livre des médiums (El libro de los médiums), París, 1861, 1ª edic. Hubo más de treinta ediciones de estos célebres libros. Aparecieron traducciones en todas las lenguas. Allan Kardec fue el fundador de Revue spirite (Revista espiritista) que continúa hoy en día, y que se encuentra en su 30º aniversario.

La teoría espiritista de Allan Kardec es bastante simple. No hay muerte para el alma. Después de la muerte, el alma se convierte en un espíritu, que trata de manifestarse por medio de ciertos seres privilegiados, que son los médiums, capaces de recibir las órdenes y los impulsos de los espíritus. El espíritu procura reencarnarse, es decir, revivir bajo la forma de un ser humano donde él es el alma. Todos los seres humanos, como ya especulaba Pitágoras, pasan por fases sucesivas migratorias. Su periespíritu puede, en ciertas circunstancias extraordinarias, materializarse. Los espíritus conocen el pasado, el presente y el futuro. A veces se materializan, y tienen el poder de actuar sobre la materia. Estamos rodeados de espíritus. Desde un punto de vista moral, debemos dejarnos guiar por los espíritus buenos, que nos dirigen hacia el bien, y no dejarnos guiar por los malos espíritus que nos inducen a error.

Hay que admirar sin reservas la energía intelectual de Allan Kardec. A pesar de una credulidad exagerada, tiene fe en la experimentación. Todavía se basa en la experimentación, de modo que su obra no pasa de ser una teoría grandiosa y homogénea, pero sigue siendo un impresionante manojo de hechos.

Esta teoría, tiene sin embargo, un lado débil, dolorosamente débil. Toda la construcción del sistema filosófico de Allan Kardec (que es la misma del espiritismo), tiene como base esta hipótesis asombrosa de que los médiums, en los que se supone se encarna un espíritu, no se equivocan, y que las escrituras automáticas nos revelan las verdades que debemos aceptar, a menos que no seamos decepcionados por los malos espíritus. Además, si seguimos la teoría de Allan Kardec, podríamos llegar a dar por sentado todas las divagaciones del inconsciente, que, salvo excepciones, siguen reflejando una inteligencia muy primitiva y pueril. Es un error muy grave construir una doctrina sobre las palabras de los supuestos espíritus, que son pobres de espíritu.

Sin embargo, Allan Kardec es ciertamente el hombre que, en este período de 1847 a 1871, ejerció la influencia más penetrante, trazando el surco más profundo en la ciencia metapsíquica15.

Alfred Russell Wallace
En Inglaterra, el espiritismo fue defendido por Dale Owen y por A. R. Wallace. Alfred Russell Wallace es el gran científico que tuvo la gloria de adelantar a Darwin. No temió entrar en la pelea, y sus libros dan testimonio de su valor, porque hacía falta valentía para defender la causa de una ciencia que tenía tan poco los carácteres de una ciencia15.

15. Owen (R.-D.), Footfalls on the boundary of another world, with narrative illustrations (Pisadas en la frontera del otro mundo, con ilustraciones de la narrativa), Filadelfia, 1877. -Owen (R.-D.), The debatable land between this world and the next (La región en disputa entre este mundo y el siguiente), Nueva York, Londres, 1871. (Trad. alemana, Das streitige Land, Leipzig, 1876). -Wallace, A. Russell, A defence of modern spiritualism (Una defensa del espiritismo moderno) (Fortnightly Review - Revisión Quincenal, Londres, 1874, XV, 630-657). -The scientific aspect of the supernatural (El aspecto científico de los sobrenatural), Londres, 1866: (Trad. alemana, Die wissenschaftliche Aussicht, etc., Leipzig, 1874). -On miracles and modern spiritualism (Sobre milagros y espiritismo moderno), Londres, 1873 (Trad. francesa, Les Miracles, etc., París, Leymarie).

En Alemania Zöllner quedó aislado.

Había llegado el momento para que por fin apareciese el gran pionero de la metapsíquica, Sir William Crookes.

1 comentario:

  1. Bonito blog, es muy interesante, espero que siga con el trabajo, yo hace dos semanas abrí también una página con un objetivo parecido al suyo. en www.cienciaspsiquicas.tk

    ResponderEliminar

Muchas gracias por leer mi blog. Supongo que le ha resultado interesante, puesto que ha llegado hasta aquí.