viernes, 31 de diciembre de 2010

Tratado de Metapsíquica de Charles Robert Richet (9)

4.º Período científico.

George F. Edmunds
Por muy considerable que sea el mérito de Crookes, por muy grande que sea su coraje, Crookes ha sido precedido por los miembros de la Sociedad dialéctica de Londres, que en enero de 1869, a propuesta de Edmunds, se reunieron un total de treinta y seis para estudiar científicamente los fenómenos de mediumnidad. Entre ellos el sabio ingeniero Cromwell Varley, y el gran Russell Wallace, así como un hombre de gran inteligencia, Sergeant Cox, parecen haber desempeñado un papel preponderante. Académicos de renombre, como Tyndall, Carpenter, se negaron a ser parte de la comisión. Incluso hubo disidencias en el seno de la comisión. Particularmente el presidente Lubbock y el vicepresidente Huxley se opusieron a las conclusiones favorables de la mayoría1.

1. Report on spiritualism of the committee of the London dialectical Society, together with the evidence, oral, and written, and a selection from the correspondance (Informe sobre espiritismo del comité de la Sociedad dialéctica de Londres, junto con las pruebas, orales y escritas, y una selección de la correspondencia) (Longmans y Green, Londres, 1871, trad. francesa, Libr. espiritista, 1903. Trad. alemana, Leipzig, Mütze).

William Crookes
Los hechos comprobados por la Sociedad dialéctica eran de una evidencia brillante; no convencieron sin embargo a los científicos, pero tuvieron un admirable resultado; comprometieron a William Crookes para estudiar la cuestión. Por una dichosa fortuna, Crookes encontró dos médiums extremadamente poderosos con los que pudo experimentar: D. Douglas Home y Florence Cook.

Crookes tenía entonces treinta y siete años, estaba en pleno vigor de la edad y de la inteligencia. Ya era un ilustre científico. Había descubierto un nuevo metal, el talio (1868), y continuó su éxito en la investigación sobre la espectroscopia, la astronomía, la meteorología. Fue director de Chemical News (Noticias Químicas) y de Quarterly journal of science (Periódico de ciencia trimestral).

Entonces se dedicó a estudiar las propiedades extraordinarias de Home. De 1869 a 1872, publicó las memorias, notables por la precisión del lenguaje y la severidad de la experimentación, que contrastaban con el estilo habitual de las publicaciones espiritistas. Era el advenimiento del período científico del espiritismo2. No digo que es posible, decía Crookes, digo que esto es.
D. Douglas Home

2. Muchos de sus escritos son escritos polémicos. Me contentaré con citar: Experimental investigations on psychic force (Investigaciones experimentales sobre fuerza psíquica), Londres, Gillmann, 1871, tr. francesa, Libr. de las ciencias psicológicas, París, 1897. -Researches on the phenomena of spiritualism, Londres, Burns, 1894. Esta obra ha sido traducida la francés, París, 1878, al alemán, Leipzig, 1874, al italiano, Locarno, 1877. -On psychical research. Report Smithsonian institution, Washington, 1898-1899, 185-205. -Psychic force and modern spiritualism, a reply to the quarterly Review and other critica (Fuerza psíquica y el espiritismo moderno, una respuesta a la Revisión trimestral y otras críticas) (Londres, 1872). -Discursos recientes sobre la investigación psíquica (Tr. francesa, París, Leymarie, 1903).

Pero el respeto a las ideas habituales era idolatrarlas hasta un punto que nadie se molestó ni en estudiar, ni en refutar. Nos contentamos con reírnos, y confieso, para mi vergüenza, que yo estaba entre los voluntarios ciegos. ¡Sí!, me reía, en lugar de admirar el heroísmo del gran científico que se atrevió a decir, en 1872, que había fantasmas, que podíamos oír los latidos de su corazón y tomar su fotografía.

Más este coraje fue sin gran efecto inmediato. Debía producir sus frutos más tarde. Sólo ahora podemos comprender bien a Crookes. Incluso hoy en día, la base de toda la metapsíquica objetiva, son los experimentos de Crookes. Son de granito, y ninguna crítica los pudo alcanzar. En los últimos días de su gloriosa y laboriosa vida, todavía decía que no tenía nada de que retractarse de todo lo que había afirmado antaño.

En lo sucesivo los espiritistas van a saber cómo hay que experimentar, no se trata más de una doctrina de aspecto religioso o místico perdida en las nebulosas consideraciones espiritualistas o teosóficas; se trata de una ciencia experimental, desdeñosa de las teorías, tan exacta, en su precisión deseada, como la química, la física, y la fisiología.

James Braid
El magnetismo animal, también pasaba, por una evolución análoga. Desde Puységur, Deleuze, y Du Potet, no había progresado. J. Braid, de Manchester, llamándolo hipnotismo, apenas lo había soltado de sus velos místicos ni de sus infortunadas tendencias terapéuticas3, de modo que los médicos y los fisiólogos, en 1875, no creían en eso mucho más de lo que creían en las materializaciones de Katy King.

3. Braid (J.), Neurypnology or the rationale of nervous sleep considered in relation with animal magnetism. Illustrated by numerous cases of its sucessful application in the relief and cure of diseases (Neurohipnología o la exposición razonada del sueño nervioso considerado en relación con el magnetismo animal. Ilustrado por numerosos casos de su aplicación exitosa en el alivio y cura de enfermedades), Londres, Churchill, 1843. Nueva ed., Londres 1899. -Power of mind upon the Body (El poder de la mente sobre el Cuerpo), Londres, 1846. -Der Hypnotismus (El Hipnotismo), trad. alemana, Berlín, 1882. -Neurypnologie (Neurohipnología), trad. francesa, París, Delahaye, 1883.

En 1875, siendo estudiante todavía, pude probar que se trataba de un fenómeno fisiológico normal, y que la inteligencia, en este estado provocado, permanece intacta, y a veces demasiado activa, por lo que no hay razón para suponer algún tipo de acción mágica o magnética. Algunos años más tarde, también di los primeros ejemplos de desdoblamiento de la personalidad, vislumbrados por Philips y Azam4. Y estos cambios de personalidad en gran medida iluminan todos los fenómenos conocidos como espiritismo.

4. Ch. Richet, Du somnambulisme provoqué. Jour. de l'anat. et de la physiologie (Del sonambulismo provocado. Revista de la anatomía y de la fisiología), 1875, XI, 348-378. -Revue philosophique (Revista filosófica), 1880, X, 337-384. -A. F. pour l'avancement des sciences (Asociación Francesa para el avance de las ciencias), Reims, 1881, IX, 50-60. -Azam, Le dédoublement de la personnalité, Rev. scientif., 1890, XLVI, 136-141.

Ciertamente nada de lo que dije en mi informe de 1875 era absolutamente nuevo. Los antiguos magnetizadores habían visto los mismos hechos. Lo mismo sucedío, cuando en 1872 Crookes establecía la realidad de los fantasmas, ya que no decía más o menos nada que los espiritistas ya no hubieran dicho. Pero lo que era nuevo, era la aplicación rigurosa de la ciencia experimental a los fenómenos incompletamente estudiados, insuficientemente establecidos, y hasta entonces, a causa de esos análisis incompletos e imperfectos, fueron rechazados fuera de la ciencia.

Como consecuencia de mi informe, por todas partes, fueron hechos numerosos experimentos, y el magnetismo animal no formó más parte de las ciencias ocultas5.

5. Heidenhain, Zur Kritik hypnotischer Untersuchungen (Sobre la crítica de la investigación hipnótica), Bresl. aertztl. Zeitsch., 1880, 52-55 y Rev. scientifique (Rev. científica), 1880, XVIII, 1187-1190. -Chambard, art. Somnambulisme du Dict. encycl. des Sc. Médicales (Sonambulismo del Diccionario enciclopédico de Ciencias Médicas).


No tengo que mencionar aquí las observaciones de Charcot y de Bernheim, todas posteriores a mi informe de 1875, y manifiestamente inspiradas por él (1878-1885). La historia, tan curiosa, de la sugestión no revela nada en absoluto de toda la metapsíquica.


La bibliografía completa hasta 1902 se encuentra en el artículo Hypnotism (Hipnotismo) de l'Index catalogue (Índice del catálogo), (2), 1902, VII, 743-766 (Ver también Morselli (E.), Il magnetismo animale, la fascinazione, gli stati hypnotici - El magnetismo animal, la fascinación, y los estados hipnóticos, 2ª edic., Turín, 1886).

Los esfuerzos de los científicos que estudian la metapsíquica debe ser hacer salir de lo oculto a esta ciencia, igual que el magnetismo animal salió de lo oculto.

Edmund Gurney
Un acontecimiento memorable, tan importante como las publicaciones de Crookes, se produjo también en Inglaterra. Fue la fundación de la Society for psychical Research (Sociedad para la Investigación Psíquica), donde E. Gurney y Fr. Myers fueron los obstinados y ardientes inspiradores. Se constituyó un grupo de personas eminentes, decididas a impulsar sus investigaciones en las tierras malditas del ocultismo, y en soltar, gracias al empleo riguroso de los métodos científicos exactos, la verdad oculta en la confusión de los hechos extraños6.

6. Los presidentes de esta sociedad fueron Henry Sidgwick, 1882-1884, 1884-1892. -Balfour Stewart, 1885-1887. -A.-J. Balfour, 1893. -William James, 1894-1895. -William Crookes, 1896-1899. -Fred. Myers, 1900. -Oliver Lodge, 1901-1903. -Sir William Barret, 1904. -Charles Richet, 1905. -G. Balfour, 1906-1907. -Mrs H. Sidgwick, 1908-1909. -A. Arthur Smith, 1910. -Andrew Lang, 1911. -Carpenter, 1912. -H. Bergson, 1913. -Schiller, 1914. -Gilbert Murray, 1915. -Jacks, 1917. -Lord Rayleigh, 1919. -W. M. Dougall, 1921.

Así pudieron ser recogidos hechos, experiencias, teorías, trabajo colosal que se convirtió en la base de toda la metapsíquica actual7.

7. Las Proceedings of the Society for psychical Research (Actas de la Sociedad para la Investigación Psíquica) (Londres, Trubner) forman una colección de 28 volúmenes a los cuales hay que anexionar la Journal of the Society for psychical Research (Periódico de la Sociedad para la Investigación Psíquica) (1884-1920), no destinada a la publicidad (sólo para circulación privada). Un índice muy bien elaborado se publicó en 1904, donde se indican los principales casos de Phant. of the living (Fantasmas de la vida), de los P. S. P. R., de las Journal S. P. R. (Periódico de la S. P. R.) y de las Proceed. of the Americ. S. P. R., Londres, Johnson, 1904. -La sede de esta sociedad está en Londres (W.), 20, Hannover Square. -Los Phantasms of Living (Fantamas de la vida), por E. GurneyFr. Myers y Podmore han sido traducidos al francés (y abreviados), bajo el título Hallucinations télépathiques (Alucinaciones telepáticas), por L. Marillier, París, Alcan. Es una obra admirable, un monumento de sagacidad y de paciencia, todo a la vez.


Nota del Búho Miope: Puede consultar las Proceedings of the Society for psychical Research aquí. Puede descargar el volumen II de las Journal of the Society for psychical Research aquí. Puede descargar el volumen III de las Journal of the Society for psychical Research aquí. Puede descargar el volumen IV de las Journal of the Society for psychical Research aquí. Puede descargar el volumen V de las Journal of the Society for psychical Research aquí. Puede descargar el volumen VI de las Journal of the Society for psychical Research aquí. Puede descargar el volumen VII de las Journal of the Society for psychical Research aquí. Puede descargar el volumen VIII de las Journal of the Society for psychical Research aquí. Puede descargar el volumen IX de las Journal of the Society for psychical Research aquí. Puede descargar el volumen X de las Journal of the Society for psychical Research aquí. Puede descargar el volumen XI de las Journal of the Society for psychical Research aquí. Puede descargar el volumen XII de las Journal of the Society for psychical Research aquí. Puede descargar el volumen XIII de las Journal of the Society for psychical Research aquí. Puede descargar el volumen XIV de las Journal of the Society for psychical Research aquí. Puede descargar el volumen XV de las Journal of the Society for psychical Research aquí. Puede descargar el volumen XVI de las Journal of the Society for psychical Research aquí. Puede descargar el volumen XVII de las Journal of the Society for psychical Research aquí. Puede descargar el volumen XX de las Journal of the Society for psychical Research aquí. Puede descargar Phantasms of Living desde aquí. Puede descargar el volumen I de Phantasms of Living desde aquí. Puede descargar el volumen II de Phantasms of Living desde aquí. Puede consultar las Proceedings of the American Society for psychical Research aquí.

Théodule-Armand Ribot
Este movimiento de renovación no quedó limitado a Inglaterra. Hicimos, en Francia, un esfuerzo análogo, tratando de imitar, aunque con menos recursos, y devociones menos numerosas, el ejemplo que Gurney y Myers nos habían dado. Constituimos así, con Th. Ribot y L. Marillier, una Sociedad de fisiología psicológica, que pronto desapareció, porque tuvimos la mala idea de pretender interesar a los psicólogos, los fisiólogos, los médicos, en la investigación metapsíquica. Jamás consintieron en ocuparse de eso seriamente. Fue entonces cuando fundé, con Dariex, los Annales des Sciences psychiques (Anales de las Ciencias Psíquicas) (1890-1920) de las que C. de Vesme se convirtió en un celoso director. Los A. S. P., que reemplazan hoy día a la excelente Revue métapsychique (Revista de metapsíquica) dirigida por Geley, establecen, como las P. S. P. R., un equilibrio justo entre la credulidad de los periódicos espiritistas y la ignorancia ciega de las colecciones de la psicología oficial.

Sin embargo, por muy importantes que sean la sociedades psíquicas, por muy útiles que sean los periódicos, estos esfuerzos valen sólo para las investigaciones experimentales efectuadas por los individuos aislados. De hecho, no hay metapsíquica sin médium. El papel de las sociedades psíquicas precisamente es no dejar apagarse, sin ningún provecho para la ciencia, en la oscuridad de sesiones poco científicas, privadas de control riguroso, el poder de ciertos médiums notables.

De 1885 a 1920, hubo unos médiums muy poderosos: Slade, Eglinton, Stainton Moses, Eusapia, Mad. d'Espérance, Mad. Thomson, Marthe Béraud, Stanislawa Tomczyk, Miss Goligher, Mad. Leonard.

Leonora Piper
Sin embargo, si hubiera que citar sólo dos, hablaríamos sólo de Mad. Piper (para la metapsíquica subjetiva) y de Eusapia Paladino (para la metapsíquica objetiva).

Mad. Piper, de Boston, estudiada por William James, después, con una paciencia extraordinaria, por R. Hodgson, luego, con no menos perseverancia, por Hyslop, a continuación por Fr. Myers, Sir Oliver Lodge, Sir Barrett, tiene poderes de clarividencia y de criptestesia probablemente superiores a los que hasta entonces se habían observado. A las personas que van a verla, ellas les dice en seguida, casi sin vacilación, los nombres de diversos miembros de su familia, contando sobre ellos episodios que ignora hasta el propio visitante, y que comprueba su autenticidad sólo después de una investigación larga y laboriosa.

Incluso si no hubiera en realidad más que un médium como Mad. Piper en el mundo, sería bastante para que la criptestesia fuese científicamente establecida.

Eusapia Paladino
Eusapia Paladino fue estudiada, analizada, cientos de veces, por todos los eruditos de Europa, Schiaparelli, Porro, Aksakoff,  G. Finzi, A. y Fr. Myers, O. Lodge, E. Feilding, Lombroso, A. de Rochas, Ochorowicz, J. Maxwell, A. de Schrenck-Notzing, C. Flammarion, Bottazzi, Morselli, Foa, Sabatier, A. de Watteville, A. de Gramont, Carrington, y muchos otros, comprobaron por turno la realidad de los movimientos sin contacto, y de las materializaciones8.

8. La bibliografía completa de publicaciones relativa a Eusapia Paladino bajo el título sujestivo de Bibliografia Paladiniana, fue propuesta por E. Morselli, en un libro notable, Psicologia e spiritismo (Psicología y espiritismo), Turín, Bona, 1908, 134-170.

Incluso si no hubiera en realidad más que un médium como Eusapia Paladino en el mundo, sería bastante para que la telequinesia y la ectoplasmia fuesen científicamente establecidas.

Florence Cook
Mad. Piper y Eusapia, para todas las investigaciones científicas, mostraron siempre una complacencia perfecta. Aceptaban todos los controles, a pesar de las preocupaciones y las afrentas. Es en parte gracias a ellas que la metapsíquica, en estos últimos años, a tomado tal desarrollo. Hace falta pues que los científicos del futuro tengan para ambas, al igual que para D. Home y Florence Cook, que las precedieron, un sincero reconocimiento.

Más recientemente las experiencias hechas con Stanislawa Tomczyk, con Marthe Béraud, con Miss Goligher, abrieron horizontes inesperados a la metapsíquica objetiva.

Así, desde 1880 hasta hoy, la metapsíquica, para la cual, en 1905, pedí, dándole un nombre, el derecho a ser una ciencia autónoma, se libró de una parte del hipnotismo y del magnetismo animal, y de una parte del espiritismo. En efecto, en el magnetismo animal, hay un elemento fisiológico, casi normal, es el hipnotismo, es decir, un estado mental provocado, en el que la consciencia habitual es modificada, transformada, y nuevas consciencias, a veces múltiples, pueden aparecer, mientras que la consciencia habitual dormita. Pero, en definitiva, sigue siendo de la psicología, de modo que el estudio del sonambulismo no sustituye a la metapsíquica sólo cuando se manifiesta una facultad de conocimiento que no existe en el estado normal, lo que he llamado la criptestesia.

Stanislawa Tomczyk
Que por el hipnotismo o el magnetismo, o el sonambulismo, la criptestesia se desarrolle, esto no es dudoso, pero el hipnotismo no interesa a la metapsíquica más que por la intesificación de la criptestesia.

Por otra parte, al otro polo, por decirlo así, de las ciencias denominadas ocultas, se encuentra el espiritismo, en el cual debemos disociar la teoría y los hechos. La teoría da lugar a una religión, es el espiritismo, según la fórmula de Allan Kardec y de algunos otros. Pero estamos lejos de la ciencia. No porque la metapsíquica deba abstenerse de toda teoría. Una ciencia no puede, por joven que sea, hacer caso omiso de todas las teorías, incluso las hipotéticas. Pero por lo menos hace falta que la teoría ceda delante de los hechos, y no se establezca, en dominadora, por encima de los hechos mismos, considerados como accesorios, en comparación con una religión.

Marthe Beraud
Eso es lo que intentaron los verdaderos fundadores de la ciencia metapsíquica, GurneyMyers, y Crookes.

Ciertamente no hay que despreciar a los magnetizadores ni a los espiritistas. Sería una injusticia muy grande. A pesar de los sarcasmos y de las hostilidades, contribuyeron a la fundación de la metapsíquica, mientras que eran rechazados como indignos por los estudiosos oficiales, continuando sus laboriosas investigaciones.

Pero aquí estamos en otra época. No se permite más ahora, cuando un médium se manifiesta, se le deja evolucionar en un círculo limitado, sin recurrir a los métodos de búsqueda adoptados por todas las ciencias, balanzas, fotografías, cinematografías, inscripciones gráficas. Del mismo modo, desde el punto de vista de la psicología subjetiva, de investigaciones rigurosas, severas, análogas a las que la S. P. R. ha establecido, son indispensables. Se necesita algo más que semi-certezas, hacen falta certezas muy enteras.

Kathleen Goligher
En resumen, la metapsíquica contemporánea deberá limitarse, para la subjetiva, a los fenómenos psicológicos que toda inteligencia humana consciente, tan perspicaz como se le suponga, sea incapaz de producir, y, en metapsíquica objetiva, a los fenómenos materiales, producidos por una causa que es en apariencia inteligente, y que las fuerzas conocidas y clasificadas (luz, calor, electricidad, atracción, fuerza mecánica) son insuficientes para explicar.

A pesar de que ya es un campo muy amplio, estamos sin duda al principio; también más tarde, la metapsíquica tendrá el derecho a tener un objetivo más alto, a volverse hacia una moral, una sociología, una teodicea9 nuevas. ¿Quién sabe? Pero cada época tiene su sentencia. Los tiempos no están maduros para la síntesis. Quedémonos en el análisis.

9. Nota del Búho Miope: Según el Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española, teodicea es la teología fundada en principios de la razón.

En esta corta exposición histórica, no he sido capaz de indicar el considerable trabajo que se ha hecho. La bibliografía es ya enorme. Sin embargo, querría señalarles las principales obras, siempre útiles, a veces indispensables, a los científicos curiosos por estudiar el espiritismo, el ocultismo, la metapsíquica de medio siglo que ha pasado.

Las principales obras de carácter general serán solamente citadas aquí.

Aksakoff, Animismus und Spiritismus, Versuch einer Kritischen Prüfung der mediumnistischen Phaenomene (Animismo y Espiritismo, el intento de un examen crítico de los fenómenos mediumnicos), Leipzig, Mutze, 1890, 4ª edic. en 2 vol., 1902, trad. francesa, Libr. des sciences psychologiques (Librería de las ciencias psicológicas), 1895. -Bozzano (E.), Ipotesi spiritica e teorie scientifiche (Hipótesis espiritista y teoría científica), Génova, Donath, 1903. -Brofferio (A.), Per lo spiritismo (Para el espiritismo), 1ª edic., Milán, Briola, 1892, 3ª edic., Turín, Bocca, 1903, trad. alemana, Berlín, 1894. -Delanne (G.), Le spiritisme devant la science (El espiritismo anterior a la ciencia), París, Channuel, 1895, 5ª edic., 1897. Les apparitions matérialisées (Las apariciones materializadas), París, Leymarie, 2 vol. 8º, 1911. Recherches sur la médiumnité (Investigaciones sobre la mediumnidad), París, 1896. -Myers (Fr.), The human personnality and its survival to bodily death (La personalidad humana y su supervivencia, Londres, Longmans, 2 vol. 8º, 1902, trad. francesa, París, Alcan, 1905. -Oliver Lodge, La survivance humaine (La supervivencia humana), trad. francesa, París, Alcan, 1912. -A. de Rochas, L'extériorisation de la motricité (La exteriorización de la motricidad), París, Channuel, 1896, 4ª edic., 1906. L'extériorisation de la sensibilité (La exteriorización de la sensibilidad), París, Channuel, 1895, 5ª edic., Chacornac, 1905. Les états profonds de l'hypnose (Los estados profundos de la hipnosis), París, Chacornac, 1892. Les états superficiels de l'hypnose (Los estados superficiales de la hipnosis), París, Chacornac, 1902. -J. Maxwell, Les phénomènes psychiques. Recherches, observations, méthodes (Los fenómenos psíquicos. Investigaciones, observaciones, métodos), París, Alcan, 1905. Metapsychical Phaenomena, Londres, Duckworth, 1905. -E. Boirac, L'avenir des sciences psychiques (El futuro de las ciencias psíquicas), París, Alcan, 1907. La psychologie inconnue (La psicología desconocida), París, Alcan, 1915. -Carmelo Samona, Psiche misteriosa: i fenomeni detti spiriticci (Psique misteriosa: El fenómeno del espiritismo), Palermo, Reber, 1910. -E. Flammarion, Les forces naturelles inconnues (Las fuerzas naturales desconocidas), Flammarion, París, 1907. L'inconnu et les problèmes psychiques (Lo desconocido y los problemas psíquicos), París, Flammarion, 1900, trad. italiana, Bari, Latezza, 1904. La mort et son mystère (La muerte y su misterio), París, 1920. -Morton Prince, A dissociation of personality (Una disociación de la personalidad), Boston, Turner, 1906; trad. francesa, París, Alcan, 1911. -Zöllner, Wissenschafftliche Abhandlungen (Tratados Wissenschafftliche), t. III, Die transcendentale Physik und die sogenannte Philosophie (La Física transcendental y la supuesta Filosofía), Leipzig, Stachmann, 1878-1879. -Hyslop (J.-H.), Science and a future life (La ciencia y la vida futura), Boston, Turner, 1905. -Innocenzo Calderone, La Rincarnazione (La Reencarnación), edic. Veritas, 1913. -Stainton Moses (Oxon), The higher aspects of spiritualism (Los aspectos más elevados del espiritismo), Londres, 1880. Spirit identity (Identidad de espíritu), Londres (Spiritualist alliance - Alianza espiritual, 1902). -G. Geley, De l'inconscient au conscient (Del inconsciente al consciente), París, Alcan, 1919. L'etre subconscient (El otro subconsciente), 4ª edic., París, 1919. -Grasset (J.), L'occultisme hier et aujourd hui (El ocultismo ayer y hoy), Montpellier, Coulet, 1908. -Osty, Lucidité et intuition (Lucidez e intuición), París, Alcan, s. d. -Marryat (Florence), There is no death (No hay muerte), Leipzig, Heinemann, 1892. -Chevreuil, On ne meurt pas (No morimos), París, 1914. -Ottolenghi (S.), La suggestione a le facolta psichiche occulte in rapporto alla pratica legale e medico forense (La sugerencia de la facultad psíquica oculta en relación a la práctica legal y médico forense), Turín, Bocca, 1900. -Almirante Usborne Moore, Glimpses of the next state (Vislumbres del próximo estado), Londres, Watts y Cº, 1912. -Du Prel, Das Räthsel des Menschen (El enigma del hombre), Leipzig, Mutze, 1885, trad. italiano, Milán, Galli, 1894. Monistische Seelencehre; ein Beitrag auf Lösung des Menschenräthsels, Leipzig, Günther, 1888. -Denis (L.), Aprés la mort, exposé de la doctrine des esprits (Después de la muerte, exposición de la doctrina de los espíritus), última edic., 1918, París, Leymarie, trad. italiano, Milán, 1914. -Podmore (Fr.), Modern spiritualism; a history and a criticism (Espiritualismo moderno; una historia y una crítica), Londres, Methuen, 2 vol., 1902. -Wahu, Le spiritisme dans l'antiquité, et dans les temps modernes (El espiritismo en la antiguedad, y en los tiempos modernos), París, Leymarie, 2 vol., 1885. -Schrenck-Notzing, Physikalische Phaenomene des Mediumnimus (Los fenómenos físicos de la mediumnidad), Múnich, Reinhardt, 1920.


Si añadimos a esta bibliografía, muy breve, que podría ampliarse muy fácilmente, y que será completada en el curso de este libro, los artículos publicados en colecciones importantes, como Light (Luz) (Londres). -Banner of Light (Bandera de Luz) (Boston). -Religio-philosophical Journal (Periódico religio-filosófico), (Nueva York). -Harbinger of Light (Heraldo de la Luz) (Melbourne). -Revue spirite (Revista espiritista) (París). -Revue scientifique et morale (Revista científica y moral) (París). -Luce e ombra (Luz y sombra) (Milán, notable colección). -Zeitschrift für Spiritismus (Diario del Espiritismo) (Leipzig). -Psychische Studienn (Estudios Psicológicos) (Berlín)- podremos hacernos alguna idea de la riqueza de la literatura metapsíquica.


Nota del Búho Miope: Puede encontrar para descargar muchas de las revistas francesas mencionadas en la recopilación anterior en la página web de la Encyclopédie Spirite (Enciclopedia Espiritista).

domingo, 26 de diciembre de 2010

Tratado de Metapsíquica de Charles Robert Richet (8)

3.º Período espiritual.

En 1847, sobrevino un acontecimiento, insignificante en apariencia, pero en realidad de una importancia considerable, que nos introdujo en el mundo de hechos imprevistos y de doctrinas tan imprevistas como los hechos.

El magnetismo animal, a fuerza de no ser más que una terapéutica dudosa, no hacía ningún progreso. El espiritismo, anunciando nuevas prácticas y nuevas teorías, constituyó una nueva era: es el tercer período (espiritual), de las ciencias metapsíquicas, que va de 1847 a 1874.

Catherine y Marguerite Fox
En 1846, en la pequeña ciudad de Hydesville (Arcadia), cerca de Nueva York, un tal Michel Weakman oye un ruido extraño fuera. Sale, no ve nada. Pero como los ruidos se renuevan y lo importunan, deja Hydesville. Su casa fue ocupada por un tal señor John Fox, que llegó allí con sus dos hijas, Catherine y Marguerite, de doce y catorce años de edad. Una noche, al acostarse, Catherine y Marguerite escucharon golpes, choques (raps - golpes acompasados) y comprobaron (diciembre de 1847, marzo de 1848), que esos golpes eran inteligentes1.

1. Explanation and history of the mysterious communion with spirits in western New-York (Explicación e historia de la misteriosa comunión con los espíritus en el oeste de Nueva York) (Nueva York, Foxler, y Wels, 1850); Londres, 1853. -E. Capron, Modern spiritualism, its facts and Fanaticism (Espiritismo moderno, sus hechos y Fanatismo) (Boston, 1855).

Hermanas Fox
Pronto los fenómenos se desarrollaron: diversas personas comprobaron que estos raps inteligentes demostraban cierto conocimiento de hechos no revelados. La familia Fox, en agosto de 1848, deja Hydesville, para irse a Rochester. Léa Fish, hermana mayor de Catherine y de Marguerite, se unió a sus dos hermanas para las manifestaciones espirituales.

Imaginamos (a Isaac Post) construyendo un alfabeto y conversando por medio de este alfabeto con las fuerzas desconocidas, que se decían espíritus.

Para controlar seriamente los hechos anunciados por las hermanas Fox, y que atraían cada día a una asistencia más numerosa, hubo unas reuniones a veces tumultuosas, a veces entusiastas. La primera investigación científica data de junio de 1852 en San Luis (Missouri). Parece haber sido favorable. Y sin embargo, la familia Fox era cualquier cosa menos desinteresada. Los experimentos eran pagados, y las representaciones públicas eran realizadas, o se pagaba en su lugar como en un circo.

Todos estos inicios del espiritismo, debidos al azar, por un mercantilismo descarado, son de hecho bastante miserables2.

2. Algo algo similar pasó para el maravilloso descubrimiento, hecho también en América, de la anestesia quirúrgica. Fue debido al azar, e inmediatamente Horace Wells y Morton pensaron en patentar y beneficiarse de esta invención. Pero esta ambición no cambia la realidad de las cosas. O. y W. Wright no se descuidaron en patentar su máquina voladora. La magnitud de su descubrimiento no es menor.

Pero el impulso fue dado. En América, rápidamente en Europa, la práctica de las mesas giratorias y la doctrina del espiritismo hicieron en tres años progresos extraordinarios. Como en 1870 para el magnetismo animal, el entusiasmo fue extraordinario para las mesas giratorias en 1850, y es bastante pueril no ver allí el efecto de una ilusión colosal y colectiva.

Por otra parte la credulidad fanática de una masa ciega e ignorante, y la negación burlona de una masa también ignorante y también ciega, venían a mezclar sus opiniones reflexivas y sus creencias motivadas. Pronto se probó que los fenómenos de raps y de telequinesia podían ser observados con otros médiums además de las hermanas Fox3.

3. Se produjo una aventura singular. Marguerite Fox, convertida en Mad. Kane, se inventó en 1888, para obtener algún beneficio, que ella había engañado anteriormente, y que todas sus historias cuando era niña y joven hija fueron una farsa.


La sesión donde pronunción estas asombrosas declaraciones fue tumultuosa, e indignó a toda la asistencia (Academia musical de Boston). La otra hermana, Catherine, convertida en Mad. Joncken, posteriormente Mad. Sparr, entregada por otra parte al alcoholismo, hizo la misma declaración en noviembre de 1888 en Rochester. Pero en 1892, Marguerite y Catherine, volviendo sobre sus supuestas confesiones, se retractaron. Estos lamentables hechos no prueban nada, si no la fragilidad mental de las médiums.


A fin de cuentas, cuando se afirma un hecho, no basta con decir más tarde que se mintió, sino que todavía hay que indicar cómo se pudo mentir o engañar.


Un tal Señor Blackman dijo que, mediante hábiles subterfugios, junto con G.-A. Smith, engañó largamente a Gurney, Myers, Podmore, H. Sidgwick y Barrett (Confessions of a telepathist - Confesiones de un telépata, J. S. P. R., octubre 1911, 116). Pero en esta supuesta revelación ciertamente mintió. Creo que como Marthe Béraud, una vez, a cierto abogado de Argel, antaño, le contó que había simulado en villa Carmen; pero lo negó más tarde, y la afirmación de este individuo es apenas válida. Habría que escribir un pequeño capítulo bastante curioso sobre las pseudoconfesiones de los médiums.

George F. Edmunds
Entre las adhesiones, ninguna ejerció influencia más poderosa que la del juez Edmunds, senador, hombre considerado en todos los Estados Unidos, tanto en su integridad como por su sagacidad.

Los médiums son, la mayoría de las veces, de tal inestabilidad mental que sus afirmaciones, positivas o negativas, no tienen gran valor. Que más tarde, después del auge prodigioso del espiritismo, con posterioridad a sus experiencias iniciales, las hermanas Fox hubieran simulado, engañado, es posible, es probable, es casi seguro. Tenemos numerosos ejemplos de médiums muy poderosos, que tuvieron primero fenómenos auténticos, pero que, más tarde, por codicia, o por vanidad, viendo que sus poderes mediúmnicos disminuían, trataron de sustituirlos por el fraude. Es difícil admitir que el fenómeno de los raps, que es ciertamente verdadero, hubiera sido fabricado por las hermanas Fox, sin tener ninguna realidad. Antes de 1847, no se sabía nada de los golpes acompasados y ni de los raps4. Llegan las hermanas Fox, dos niñas, que dan ejemplos vívidos y memorables. ¡Entonces, en todas partes, el mismo fenómeno es realmente comprobado, y después de que los ejemplos se multiplicaran, las hermanas Fox afirman que mintieron! Es probable que esta negación sea una mentira. Ellas intentaron, viendo el favor y el dinero del público alejarse de ellas, llamar de nuevo, a través de la mentira, la atención del público sobre sus endebles personas.

4. Sin embargo según J. Maxwell (Les sciences psychiques, Revue de Paris - Las ciencias psíquicas, Revista de París, 1 de marzo de 1921) el obispo Adrien de Montalembert en 1526 habría comprobado el fenómenos de los golpes en casa de una religiosa de Lyon.

Entonces, en 1847, Marguerite Fox tenía 15 años; Kate 12 años. ¿Podemos admitir que estas dos niñas hubieran maquinado un fraude que fue objeto de millares de comprobaciones durante tres cuartos de siglo? La realidad de los raps ya no depende de las hermanas Fox. En 1888, ya era demasiado tarde para retractarse, y su retractación pública no prueba nada5.

5. Las experiencias hechas por Aksakoff y Boutleroff con Kate Fox, no muy interesantes por otra parte, son presentadas a continuación (A. S. P., 1901, XI, 192).

Es deplorable pensar que, desde el año 1849, la familia Fox ya daba sesiones de pago de sus experiencias teatrales de espiritismo. Esto no disminuye la verdad de los fenómenos, al igual que las patentes adoptadas por Wells y Morton para el empleo del éter no contradicen la realidad de la anestesia6.

6. Para obtener más información sobre la historia del espiritismo, consultar a E. Morselli, que proporciona información abundante y precisa (Psicologia e spiritismo - Psicología y espiritismo, Turín, 1908, I, 12-27).


Nota del Búho Miope: Para consultar el tomo I de Psicologia e spiritismo pulsar aquí. Para consultar el tomo II de Psicologia e spiritismo pulsar aquí.

No podemos seguir aquí el rápido desarrollo del espiritismo. En 1852, una petición acompañada de 14.000 firmas fue presentada al Senado de los Estados Unidos, solicitando que una comisión científica fuera nombrada para el estudio de todas las cuestiones que se refirieran al espiritismo.

Y ya era como una nueva religión. Los círculos espiritistas, los periódicos espiritistas se multiplicaban.

Robert Hare
Entre los primeros adeptos, al lado de Edmunds7, hay que mencionar, en América, a los profesores Britton, David Wells, Byrant, Bliss, profesores de la Universidad de Pensilvania, y sobre todo al Dr. Robert Hare, profesor de química en el Harvard College8, que se convirtió después de haber sido un incrédulo.

7. Sus escritos, en colaboración con Talmadge, antiguo gobernador de Wisconsin, y el Dr. Dexter, son publicados bajo el título siguiente: Spiritualist tracts (Vías espiritistas) (Nueva York, 1858-1860).


8. Hare, Experimental investigations of the spirit manifestations demonstrating the existence of spirits, and their communications with mortals (Investigaciones experimentales de las manifestaciones de los espíritus que demuestran la existencia de los espíritus, y sus comunicaciones con los mortales), Filadelfia, 1856. -Makan, Modern mysteries explained and exposed (Misterios modernos explicados y expuestos), Boston, 1855 (Universidad).

En Europa, el espiritismo se desarrolló muy rápidamente9. Y por supuesto, no fue sin provocar vivas reacciones.

9. Ver De Mirville, Pneumatologie des esprits et de leurs manifestations diverses (fluidiques, historiques, etc.) [Pneumatología de los espíritus y sus manifestaciones diversas (fluídicas, históricas, etc.)], París, 1ª edic., 1853, 5ª edic., 5 vol., París, 1863-1864. -Gasparin (A. de), Les tables tournantes considérées au point de vue de la physique générale (Las mesas giratorias consideradas desde el punto de vista de la física general), Génova, Kessman, 1855. -Hornung (E.), Spiritualistische Mittheilungen aus der Geisterwelt (Comunicaciones espiritistas del mundo del espíritu), Berlín, 1859 y 1862. -Kiesewetter (C.), Die Entwickelungsgeschichte des Spiritismus von der Urzeit bis zur Gegenwart (La historia del desarrollo del espiritismo desde la prehistoria hasta la actualidad), Leipzig, Spohr, 1893. -Leymarie, Histoire du spiritisme, compte rendu du congrès spirite de 1889 (Historia del espiritismo, informe del congreso espiritista de 1889), París, librería espiritista, 1890, p. 3-45. -Malgras, Les pionniers du spiritisme (Los pioneros del espiritismo), París, Librería de las ciencias psicológicas, 1906.

Los sabios particularmente se negaron a admitir la autenticidad de los fenómenos, y, para explicar el hecho indiscutible de las mesas giratorias y de los raps, idearon hipótesis bastante complicadas, y explicaciones a veces muy exactas, a veces muy sutilmente erróneas.

Michel Eugène Chevreul
En aquella época, en efecto, es decir hacia 1854, ignorábamos más o menos completamente el fenómeno de los movimientos inconscientes bastante bien conocidos hoy. Es Chevreul, quien tuvo el gran mérito de explicarlos y que dio una interpretación ingeniosa y racional10. Esta teoría de Chevreul fue apoyada por Babinet11, Faraday12, Carpenter, y en general por todos los fisiólogos y los físicos.

10. Chevreul, De la baguette divinatoire, du pendule explorateur, et des tables tournantes (De la varilla de zahorí, del péndulo explorador, y de las mesas giratorias), París, 1854.


11. Babinet, Etudes et lectures sur les sciences d'observation (Estudios y conferencias sobre las ciencias de la observación), París, 1836. -Carpenter, Principles of mental physiology et psychological curiosities of spiritualism (Pop. sc. Monthly) [Principios de fisiología mental y curiosidades psicológicas del espiritismo (Pop. sc. Mensual)], 1877, III, 128. -Faraday, The table turning delusion (El engaño de la mesa giratoria), Lancet, 1853. -Cumberland, Fraudulent aspects of spiritualism, Journ. of mental science (Los aspectos fraudulentos del espiritismo, Revista de ciencia mental), 1881, XVII, 280-628. -Morin (M.-S.), Le magnétisme et les sciences occultes (El magnetismo y las ciencias ocultas), París, 1855.


Nota del Búho Miope: Si desea descargar el volumen I de Etudes et lectures sur les sciences d'observation puede hacerlo desde aquí. Si desea descargar el volumen II de Etudes et lectures sur les sciences d'observation puede hacerlo desde aquí. Si desea descargar el volumen III de Etudes et lectures sur les sciences d'observation puede hacerlo desde aquíSi desea descargar el volumen IV de Etudes et lectures sur les sciences d'observation puede hacerlo desde aquíSi desea descargar los volúmenes VII y VIII de Etudes et lectures sur les sciences d'observation puede hacerlo desde aquí.


12. Véase sobre el trabajo de Faraday el reciente artículo de Fr. Grünewald, Faraday über d. Tischrücken. Psych. Stud. (Faraday sobre las mesas giratorias, Estudios Psicológicos), 1920, XLVII, 151, 298, 295.

El hecho del estudio de las mesas giratorias es uno de los más difíciles de la metapsíquica objetiva; porque nada es más difícil que la determinación de la parte del inconsciente sobre los movimientos oscilatorios de la mesa. La buena fe de los asistentes no es dudosa, pero evidentemente, no pueden ser ni conscientes ni responsables de las contracciones musculares inconscientes e involuntarias. Así pues, la prueba de que hay un movimiento de la mesa sin contracción muscular no puede hacerse entonces de una forma rigurosa.

Austin Flint
Lo mismo ocurre con los raps. Un eminente fisiólogo, M. Schiff, hizo sobre esto mismo una experiencia singular. Demostró que al mover por una contracción muscular el tendón del músculo peroneo lateral se podía oír un crujido, muy similar a los raps que producen supuestamente los espíritus. Esta explicación pueril, que en la actualidad nos hace sonreír, encontró buena acogida por los estudiosos de la época, que probablemente no han escuchado los raps que hacen vibrar la madera de una mesa, ruidos a veces resonantes, a veces marcadamente musicales, mientras que los crujidos del tendón peroneo, si es que alguien los puede producir, que no sea el ilustre fisiólogo de Florencia, no tienen nada en común con las vibraciones de la madera. Las afirmaciones de M. Schiff habían sido precedidas por las de A. Flint, otro distinguido fisiólogo, que, después de haber estudiado a las hermanas Fox, atribuía los raps producidos a los crujidos de la rodilla13.

13. Flint (A.), On the discovery of the source of the Rochester knockings, and on sounds produced by the movements of joints and tendons. Quarterly Journ. Psychical Med. (Sobre el descubrimiento del origen de los golpes de Rochester, y sobre los sonidos producidos por el movimiento de las articulaciones y los tendones. Revista Trimestral de Medicina Psíquica), Nueva York, 1869, III, 417-446. -M. Schiff, Comptes rendus de l'Ac. des sciences (Informes de la Academia de la ciencias), 18 de abril de 1859. -Jobert, Velpeau, Cloquet, Discusión sobre el mismo tema, Ibid., passim.

A estas objeciones de orden experimental, bastante pobres por otra parte, los espiritistas respondieron mal. Tendrían que probablemente, como se hizo posteriormente, responder con las experiencias, pero fue por las teorías y por las pruebas de una nueva religión.

Allan Kardec
Fue sobre todo a M. H. Rivail, doctor en medicina (1803-1869), apenas conocido bajo el nombre de Rivail, célebre bajo el pseudónimo de Allan Kardec, a quien se debió esta teoría del espiritismo14.

14. Le livre des esprits (El libro de los espíritus), París, 1857, 1ª edic. Le livre des médiums (El libro de los médiums), París, 1861, 1ª edic. Hubo más de treinta ediciones de estos célebres libros. Aparecieron traducciones en todas las lenguas. Allan Kardec fue el fundador de Revue spirite (Revista espiritista) que continúa hoy en día, y que se encuentra en su 30º aniversario.

La teoría espiritista de Allan Kardec es bastante simple. No hay muerte para el alma. Después de la muerte, el alma se convierte en un espíritu, que trata de manifestarse por medio de ciertos seres privilegiados, que son los médiums, capaces de recibir las órdenes y los impulsos de los espíritus. El espíritu procura reencarnarse, es decir, revivir bajo la forma de un ser humano donde él es el alma. Todos los seres humanos, como ya especulaba Pitágoras, pasan por fases sucesivas migratorias. Su periespíritu puede, en ciertas circunstancias extraordinarias, materializarse. Los espíritus conocen el pasado, el presente y el futuro. A veces se materializan, y tienen el poder de actuar sobre la materia. Estamos rodeados de espíritus. Desde un punto de vista moral, debemos dejarnos guiar por los espíritus buenos, que nos dirigen hacia el bien, y no dejarnos guiar por los malos espíritus que nos inducen a error.

Hay que admirar sin reservas la energía intelectual de Allan Kardec. A pesar de una credulidad exagerada, tiene fe en la experimentación. Todavía se basa en la experimentación, de modo que su obra no pasa de ser una teoría grandiosa y homogénea, pero sigue siendo un impresionante manojo de hechos.

Esta teoría, tiene sin embargo, un lado débil, dolorosamente débil. Toda la construcción del sistema filosófico de Allan Kardec (que es la misma del espiritismo), tiene como base esta hipótesis asombrosa de que los médiums, en los que se supone se encarna un espíritu, no se equivocan, y que las escrituras automáticas nos revelan las verdades que debemos aceptar, a menos que no seamos decepcionados por los malos espíritus. Además, si seguimos la teoría de Allan Kardec, podríamos llegar a dar por sentado todas las divagaciones del inconsciente, que, salvo excepciones, siguen reflejando una inteligencia muy primitiva y pueril. Es un error muy grave construir una doctrina sobre las palabras de los supuestos espíritus, que son pobres de espíritu.

Sin embargo, Allan Kardec es ciertamente el hombre que, en este período de 1847 a 1871, ejerció la influencia más penetrante, trazando el surco más profundo en la ciencia metapsíquica15.

Alfred Russell Wallace
En Inglaterra, el espiritismo fue defendido por Dale Owen y por A. R. Wallace. Alfred Russell Wallace es el gran científico que tuvo la gloria de adelantar a Darwin. No temió entrar en la pelea, y sus libros dan testimonio de su valor, porque hacía falta valentía para defender la causa de una ciencia que tenía tan poco los carácteres de una ciencia15.

15. Owen (R.-D.), Footfalls on the boundary of another world, with narrative illustrations (Pisadas en la frontera del otro mundo, con ilustraciones de la narrativa), Filadelfia, 1877. -Owen (R.-D.), The debatable land between this world and the next (La región en disputa entre este mundo y el siguiente), Nueva York, Londres, 1871. (Trad. alemana, Das streitige Land, Leipzig, 1876). -Wallace, A. Russell, A defence of modern spiritualism (Una defensa del espiritismo moderno) (Fortnightly Review - Revisión Quincenal, Londres, 1874, XV, 630-657). -The scientific aspect of the supernatural (El aspecto científico de los sobrenatural), Londres, 1866: (Trad. alemana, Die wissenschaftliche Aussicht, etc., Leipzig, 1874). -On miracles and modern spiritualism (Sobre milagros y espiritismo moderno), Londres, 1873 (Trad. francesa, Les Miracles, etc., París, Leymarie).

En Alemania Zöllner quedó aislado.

Había llegado el momento para que por fin apareciese el gran pionero de la metapsíquica, Sir William Crookes.

viernes, 24 de diciembre de 2010

Tratado de Metapsíquica de Charles Robert Richet (7)

2.º Período magnético1.

1. Sobre la obra de Mesmer y los orígenes del magnetismo, véase especialmente el notable artículo de J. Ochorowicz. Hypnotisme, in Dict. de Physiologie (Hipnotismo, en el Diccionario de Fisiología), de Ch. Richet, París, 1909, VIII, 709-777. -K. Kiesewetter, Geschichte des neueren Occultismus (Historia del ocultismo moderno); geheimwssenschaftliche Systeme von Agrippa bis Karl du Prel.; , 2º édit., Leipzig, 1907. En cuanto a la bibliografía del magnetismo animal y del hipnotismo, la encontraremos en el libro de M. Dessoir.

Mesmer
Con Mesmer, todo cambia: Mesmer fue el iniciador del magnetismo animal, que, sin ser confundido con el metapsiquismo, sin embargo está muy unido.

En 1766, Antoine Frédéric Mesmer (1733-1815) hace aparecer en Viena, para la tesis inaugural de doctorado en medicina, un estudio sobre la influencia fisiológica de los planetas2. Durante diez años, de 1766 a 1776, estudia, reflexiona, analiza, tratando de llevar la astronomía a la medicina, y buscando activamente el ruido y la publicidad. En 1778, llega a París, y al año siguiente publica su primera obra dogmática3.

2. Diss. physico-medica planetarum influxu. 48 p., 16º, Vindobonae, Ghelen, 1766.

3. Mémoire sur la découverte du magnétisme animal (Memoria sobre el descubrimiento del magnetismo animal), 85 p., 12º, Génova y París, P. -F. Didot, 1779. -Véase también Mémorie sur la découverte du magnetisme animal (Memoria sobre el descubrimiento del magnetismo animal), 168 p., 8º, París, 1799. -Ochorowicz le devolvió justicia plena a Mesmer, que verdaderamente fue un precursor.

En seguida comprendimos que allí se trataban hechos nuevos y extraordinarios. La moda se metió en eso. La Real Sociedad de Medicina, la Academia de las Ciencias y la Facultad intervinieron. Se probó que por los métodos de Mesmer, se provocaba un cierto estado psicofisiológico, que podía ser eficaz a veces en la curación de enfermedades.

Magnetismo animal
La nueva doctrina conquistó enseguida a numerosos adeptos, médicos, magistrados, gentilhombres, sabios. Pronto el magnetismo animal se hizo una práctica común. Fue sobre todo gracias a Puységur, el cual, modificando los métodos de Mesmer, creó verdaderamente (con d'Eslon, y con el naturalista Deleuze, bibliotecario de la Biblioteca del Jardín de las Plantas) el magnetismo animal (sonambulismo provocado) tal como le conocemos hoy en día4.

4. Maxime de Puységur, Rapport des cures opérées à Bayonne par le magnétisme animal, adressé à M. l'abbé de Poulouzat, conseiller clerc au Parlement de Bordeaux (Informe de las curaciones efectuadas en Bayona por el magnetismo animal, enviado al Sr. Abad de Poulouzat, clérigo consejero del Parlamento de Burdeos), Bayona, 1784. Mémoires pour servir à l'établissement du magnétisme animal (Memorias para uso en la preparación del magnetismo animal), París, 8º, 1820. -DeleuzeHistoire critique du magnétisme animal (Historia crítica del magnetismo animal), 1ª edición, 1813. -Pététin, Electricité animale, mémoires sur la catalepsie (Electricidad animal, memorias sobre la catalepsia). -Foissac, Rapport et discussions sur le magnétisme animal (Informe y debates sobre el magnetismo animal), París, 1825. -Deleuze, Instruction pratique sur le magnétisme animal (Instrucción práctica sobre el magnetismo animal), dern. éd., París, 1853.

Mesmer, adoptando la palabra magnetismo, quería decir solamente acción a distancia, como antaño Paracelso o Goclenius, cuando hablaban de la acción magnética de los astros o de las sustancias. En este sentido Mesmer fue más metapsíquico que sus sucesores inmediatos.

Con Puységur, d'Eslon, Deleuze, la magnetización se hizo sobre todo un procedimiento terapéutico. Sin embargo, más allá de esto, los hechos metapsíquicos, la acción a distancia, la visión a través de los cuerpos opacos, la clarividencia (o lucidez), fueron observados. Pero -lo que es bastante singular- casi todo el esfuerzo de los magnetizadores se centró sobre el diagnóstico y la terapéutica de las enfermedades5.

5. Sin embargo, hay una obra póstuma de Deleuze, Mémoire sur la faculté de prévision (Memoria sobre la facultad de previsión), con notas de M. Mielle, París, 1834.

Pététin, médico de Lyon, citó diversos hechos de criptestesia que explica de una manera ingenua por una sensibilidad especial del epigastrio. Uno de sus pacientes, cataléptico, cuando se le ponía una carta sobre el estómago, reconocía esta carta. Pététin es uno de los magnetizadores de tiempos pasados que, con más cuidado, han estudiado los fenómenos psicológicos, o mejor dicho, metapsíquicos, que acompañan tan a menudo a la hipnosis.

Barón Du Potet
El Barón Du Potet, y Husson, el médico del Hotel Dieu y miembro de la Academia de Medicina, hicieron en 1825 las experiencias resonantes sobre el sonambulismo provocado a distancia6. Un informe memorable, presentado a la Academia de Medicina de París, apareció en 1833 (Husson, ponente).

6. Rapports et discussions de l'Académie royale de Médecine sur le magnétisme animal (Informes y debates de la Real Academia de Medicina sobre el magnetismo animal), 8º, París, 1833.

Entre las conclusiones que fueron adoptadas, señalaré las siguientes, que parecen audaces, incluso hoy en día:

«La voluntad, la fijeza de la mirada, bastaron para producir los fenómenos magnéticos, incluso sin el conocimiento del magnetizado.»

«El estado de sonambulismo puede dar lugar al desarrollo de nuevas facultades designadas bajo el nombre de clarividencia, bajo el nombre de intuición, bajo el nombre de previsión interior.»

«Por la voluntad, podemos no sólo actuar sobre el magnetizado, sino que además podemos ponerlo completamente en sonambulismo, y hacerlo sin su consentimiento, fuera de su vista, a una cierta distancia y a través de las puertas cerradas.»

«Vimos a dos sonámbulos distinguir, con los ojos cerrados, los objetos que se colocaron delante de ellos: designaron, sin tocarlas, el color y el valor de las cartas, leyeron palabras escritas a mano, o unas pocas líneas de libros que se abrieron al azar. Este fenómeno se produce al tiempo que con los dedos se les cerraba la apertura de los párpados.»

A pesar de estas afirmaciones, el escepticismo de los sabios oficiales triunfó. El informe de Husson fue combatido, luego olvidado, y los fenómenos metapsíquicos, de los que los novelistas se apoderaron, fueron negados o más bien despreciados por los hombres de ciencia.

Federica Hauff
En Alemania, hubo una observación notable, la de Federica Hauff, a la que Justus Kerner, médico y poeta, estudió durante mucho tiempo, con una predilección justificada por las facultades extraordinarias de esta notable médium7.

7. Die Seherin von Prevorst, Eröffnungen über das innere Leben d. Menschen und über das Hereinragen einer Geisterwelt in die unsere (La vidente de Prevorst, aperturas de la vida interior de las personas y sobre la intrusión de un mundo espiritual en el nuestro), Stuttgart, 1829, 5ª edic., Stuttgart, 1877. Die Seherin von Prevorst und ihre Geschichte in der Geisterwelt, nach Just. Kerner, von einem ihrer Zeitgenossen (La vidente de Prevorst y su historia en el mundo de los espíritus, después de Just. Kerner, por uno de sus contemporáneos), Stuttgart, 1869. -A. Reinhard, Justinus Kerner und das Kernerhaus, zu Weinberg (Justus Kerner y la casa Kerner, el viñedo), Tubingen, 1886. -J. Kerner, Blätter aus Prevorst Originalien und Lesefrüchte für Freunde des innern Lebens (Documentos originales de Prevorst y lecturas para amigos de la vida interior), Stuttgart, 1831-1839.


Nota del Búho Miope: Puede decargar el volumen 2 de Blätter aus Prevorst Originalien und Lesefrüchte für Freunde des innern Lebens desde aquí.


Justus Kerner
No hay duda de que Federica Hauff ha sido una médium poderosa. Veía espíritus, y hasta podía provocar materializaciones. «Un día, dice Kerner, mientras conversaba con su hermano, me dijo: ¡Silencio! Hay aquí un espíritu que atraviesa la habitación y que va hacia mi hermana. Entonces veo cerca de la cama de Federica Hauff una forma indecisa, como una columna luminosa, del tamaño de un ser humano que está al pie de la cama de la vidente, y que le habla en voz baja.»

Alrededor de ella se oían golpes producidos de forma espontánea, que se provocaban en los objetos cercanos, sobre las mesas, sobre la madera de su cama. Los objetos podían moverse sin contacto, y es probable que hablase en lenguas desconocidas. Tuvo fenómenos de levitación.

Fue sólo durante tres años, de 1826 a 1829, que ella pudo hacer estos notables fenómenos. Durante estos tres años, ella estaba muy enferma y apenas podía levantarse de la cama. Todos los que, en lugar de ridiculizar, estudiaron a Federica Hauff, estaban convencidos, no sólo de su buena fe, sino también de sus fenómenos metapsíquicos (llamados entonces sobrenaturales); por ejemplo el magistrado Pfaffer y Strauss, el famoso autor de la Vie de Jésus (Vida de Jesús).

Carl Ludwig von Reichenbach
En aquella época, también en Alemania, aparecían los trabajos de Reichenbach. Su obra es más bien un capítulo (muy oscuro) de fisiología que de metapsíquica; porque la acción del imán sobre los organismos no puede confundirse con la criptestesia o la telequinesia. Los trabajos de Reichenbach han sido desgraciadamente mucho menos estudiados que discutidos8.

8. A. de Rochas parcialmente los publicó en francés, con añadidos interesantes.

Mad. Lenormand
Esto se refiere exclusivamente a la metapsíquica, son las observaciones de lucidez que se dieron, sobre todo en Francia, en sonámbulos lúcidos, como Mad. Pigeaire y Alexis Didier. Sin embargo, de 1830 a 1870, los científicos y los médicos, salvo en raras excepciones, se ocuparon del sonambulismo sólo para combatirlo. Y comprendemos bastante bien su estado de ánimo. Sacando provecho de la supuesta virtud y terapéutica del magnetismo, numerosos gabinetes de sonámbulos consultores, lúcidos o clarividentes, se establecieron en todas partes, tanto en Francia como en el extranjero, en todas las grandes y pequeñas ciudades. Había sonámbulos en todos los recintos feriales. Se convirtió en una profesión, y de moralidad cuestionable. Los sonámbulos echaban las cartas, o adivinaban el futuro en los posos del café, o hacían quiromancia. El público crédulo iba a visitarles, y los científicos se encogían de hombros. En medio de todo esto, la clarividencia de ciertas sonámbulas, como Mad. Lenormand, Mad. Pigeaire y Alexis, desaparecía y se hacía insignificante. Sin embargo, hubo entonces algunas obras serias9.

9. Du Potet, Essai sur l'enseignement philosophique du magnétisme (Ensayo sobre la doctrina filosófica del magnetismo), 8º, París, 1845. -La Fontaine, L'art de magnétiser ou le magnétisme vital considéré sous le point de vue théorique, pratique et thérapeutique (El arte de magnetizar o el magnetismo vital considerado bajo el punto de vista teórico, práctico y terapéutico), París, 1847, 5ª edic., 1887. -Bertrand A., Du magnétisme animal en France, suivi de considérations sur l'apparition de l'extase dans les traitements magnétiques (Del magnetismo animal en Francia, seguido por consideraciones sobre la aparición del éxtasis en los tratamientos magnéticos), París, 1826. -Teste, Manuel pratique du magnétisme animal (Manual práctico de magnetismo animal), 12º, París, 1840. -Elliotson, Animal magnetism (Magnetismo animal), Lancet, 1837, 1838, p. 122, 282, 377, 400, 441, 516, 546, 585, 615, 634. -Esdaille, Reports of the magnetic Hospital (Informes del Hospital magnético), Calcuta, 1848, 761. -Passavant, Untersuchungen uber den Lebenmagnetismus und das Hellsehen (Estudios sobre el magnetismo de la vida y la clarividencia), 2ª edic., Frankfurt, A. M., 1837.


Muchos periódicos han aparecido, que, en general, tuvieron una existencia efímera. Otros, sin embargo, vivieron mucho tiempo. Le Journal du Magnétisme (El Periódico del Magnetismo) editado por Du Potet, 1845-1885. -The Zoist, journal of cerebral physiology and mesmerism and their application to human welfare (El Zoist, diario de fisiología cerebral y mesmerismo y su aplicación al bienestar humano) (Londres, H. Baillére, 1843-1853). -Archiv für den thierischen Magnetismus (Archivos para el magnetismo animal), Altenburg y Liepzig, 1817-1822. Se podrían citar muchos más.

Nota del Búho Miope: Puede descargar el volumen I de The Zoist... desde aquí. Puede descargar el volumen II de The Zoist... desde aquí. Puede descargar el volumen V de The Zoist... desde aquí. Puede descargar el volumen VI de The Zoist... desde aquí. Puede descargar el volumen VII de The Zoist... desde aquí. Puede descargar el volumen IX de The Zoist... desde aquí. Puede descargar el volumen X de The Zoist... desde aquí. Puede descargar el volumen XI de The Zoist... desde aquí. Puede descargar el volumen XII de The Zoist... desde aquí. Puede descargar el volumen I de Archiv für den thierischen Magnetismus desde aquí. Puede descargar el volumen III de Archiv für den thierischen Magnetismus desde aquí.