jueves, 15 de noviembre de 2012

Flaco favor a Charles Richet o se han quedado sin postre en el frenopático

Todos los nombres de los sitios y de los "personajillos" de la historia que os voy a contar han sido deliberadamente ocultados, pues no tengo intención de hacer publicidad ni de la jaula de grillos en la que maquinan, ni de los bichejos que se encuentran en su interior. De todas formas, si alguien desea conocer los mismos, por interés personal, por mera curiosidad... o por el motivo que sea, puede encontrarlos con facilidad, con un poco de habilidad, realizando una búsqueda a través de Google.

La historia comienza el pasado día 31 de octubre de 2012, cuando en la página web de un programa radiofónico, que denominaré como Frenopático del "Farolillo Inaudito" se publicó un archivo comprimido ZIP, con un par de ficheros en su interior. Se trataba del libro primero del Tratado de Metapsíquica de Charles Robert Richet, en formatos PDF y Epub.

Me encontré una cita acerca de dicha publicación, el día 6 de noviembre de 2012 (si no recuerdo yo mal), al consultar el blog de una "sociedad pseudo-parapsicológica", que pasaremos a llamar el "Llavín de la suerte". Este llavín me permitió acceder al frenopático, a través del cual conseguí el archivo en cuestión, lo desempaqué y pasé a leer su contenido, así por encima. Me encontré que el citado libro fusilaba por completo parte de mi traducción del Tratado de Metapsíquica recogido en este blog; concretamente el libro primero, que yo había publicado durante los últimos meses del año 2010 y enero del 2011. Cuando digo que fusilaba, es que estaba copiado palabra por palabra, punto por punto y coma por coma, fechando la atrocidad en octubre de 2012 (por cierto, al menos podrían haberlo maquetado con un poco más de gusto y estilo). Para más inri, los fusileros, se apropiaban de la traducción al castellano como propia. Y para rizar el rizo, en el texto se indicaba que la traducción era suya, y lo repetían, y repetían, y repetían..., hasta la saciedad, en todas y cada una de las páginas. Qué modestos que son, y que poco se les nota el plumero (o la pluma).

La cosa no me pareció ni medianamente seria, por lo que procedí a dejar los comentarios pertinentes, de protesta, en el blog del llavín y en la página web del frenopático, en los que les indicaba que dicho texto, me lo habían dejado como pasado por el 2 de mayo (Goya sabe bien de qué hablo). Al día siguiente, el primer personajillo de esta historia dejó en el blog dos o tres comentarios (no recuerdo bien el número), muy suculentos y "educados" ellos, dignos de una madame como sólo ella puede ser (de las que trabajan en casa de alcurnia, con farolillo), y autoinculpándose de ser ella quien había realizado el "trabajito" completo, que, por cierto, la había dejado exhausta. Pasaremos a llamar a este personajillo Madame Chibalete.

A su vez, en la página web del frenopático, hizo acto... de presencia, uno de sus más afamados compañeros de correrías o efebos, que procedió a hacer el acto, saliendo al ruedo como buen gayo (esto quizás me hubiese quedado mejor en el idioma de Shakespeare), alegre y vistoso, a defender la plaza. Este personajillo pasará a llamarse Gayito Precioso.

Al día siguiente, 7 de noviembre de 2012, envío un correo electrónico a la dirección publicada en los libros electrónicos, a la atención de Gayito Precioso, y con copia oculta al director de la emisora del frenopático (a éste también le envié una misiva aparte indicándole todo lo sucedido). En este despacho, apelo a su profesionalidad (la de Gayito Vistoso), para que de una solución rápida al entuerto. A la vez más o menos, publico una entrada en mi blog explicando lo que había pasado hasta entonces. Recibo aquí comentarios de Gayito Vistoso, en los cuales me indica que me envía muestras de sus traducciones, de los libros segundo y tercero, dos opúsculos que entre los dos no daban ni para rellenar siquiera un folio DIN A4 (¿qué querría demostrar con eso?), a doble espacio, e indicándome de "muy buenos modos", que cuando yo traduzca esos textos me acusará a mí de plagio (la cabeza ya me daba vueltas, no entendía nada; y eso que no tomo estupefacientes, pues me considero una persona sana). También me habla de que piensa traducir un libro de Friedrich Jürgenson (debía estar planeando otro acto), que según él tiene en edición italiana (¿qué tendrá esto que ver con el tema que nos trae?). Por la forma en que lo expresaba, daba la impresión de que su intención era publicarlo de forma similar a como está haciendo con el libro de Charles Richet. Entonces me dije a mi mismo, "caray con el bucanero Gayito Precioso". Pensé para mis adentros, "no creo que espere hasta el año 2057; supongo que para entonces aún no se habrá jubilado (es lo que parece indicarnos el comportamiento de los políticos de nuestro país), si es que ya no estará calvo del todo". No, no piensen mal de nuestro querido amigo Gayito Precioso, que seguro que ha comprado los derechos del libro. No se puede esperar más de una persona de "inteligencia tan extrema". Incluso llegó a estudiar en una "escola". No quiero ni pensar como llegó a titular en la misma, dada su afición al fusilamiento (no seáis malos..., vamos a pensar que tituló). Como consuelo, al menos, no le dio por estudiar medicina (en eso ganamos todos, él y los demás).

El día 8 de noviembre de 2012, recibo respuesta del "dire" de la emisora del frenopático, diciéndome que no sabe nada del asunto y que se pone en ello, y me darán contestación. Me pongo en contacto de nuevo, con el "dire", y le comento que no le molesto más con el asunto, puesto que la sensación obtenida es que la filosofía de vida de sus mancebos es muy parecida a la que puede verse en muchos de los programas telebasura a los que tan mal acostumbrados nos tiene nuestra televisión nacional, y en algunos casos hasta regional.

Creo que fue este día, comienzo a percibir un marcado interés hacia mí persona, tanto a través de Google+, como de Facebook, procedente de varias de las webs que salen publicadas en la columna lateral izquierda de la web del frenopático. Por otra parte, se da de alta como miembro seguidor de mi blog nuestra querida amiga Madame Chibalete. Pienso para mí, que raro, con lo fea que le parece la estética de mi blog. ¿No estará buscando plan?

Publico una nueva y jugosa entrada en mi blog, pero tras publicarla compruebo que tengo una misiva procedente de alguien del interior del frenopático. Como es tarde, decido despublicar la entrada, en señal de buena amistad, hasta leer y reflexionar sobre el contenido de la misiva, cosa que hago al día siguiente, 9 de noviembre de 2012.

La misiva, o más bien encíclica, procede del tercero y último de nuestros personajillos, del cabecilla del Frenopático Inaudito. Pasaremos a denominar al mismo como Cabecilla Mocha. Me comienza la encíclica haciéndose publicidad de su frenopático (¡¡inaudito!!). Me indica que les ha dolido mucho la acusación que he lanzado hacia su fusilamiento. En ese momento me dio una punzada en el corazón y se me escapó una lagrimita, pobrecitos. Soy un desalmado, me fusilan palabra por palabra... mi blog, y encima los acuso de ello, lo que les provoca un gran dolor. ¡¡¡Buaaaa...!!! Me dice que tanto Gayito Precioso como él son los que están efectuando las traducciones. Me digo yo, "¡Madre como estamos...!, primero se autoinculpa la madame, y ahora estos dos". Si me cabía alguna duda, se me confirmó que me había puesto en contacto con un frenopático. Me cuenta toda una hagiografía de cómo realizan su trabajo y el gran esfuerzo que les supone, y que Madame Chibalete es un poco inexperta... (no piensen mal) en eso de los formatos electrónicos (caray, cualquiera lo diría, por los comentarios acerca de mi blog, sobre todo los referentes a la justificación, lo fea que estaba - por casualidad, pasé por su página personal en otra sociedad pseudo-parasicológica, y mira tu por donde tiene el mismo tipo de justificación que no le gusta en la mía). Esto me hace recordar esa conocida frase que dice "En el ojo del vecino ven la paja, y en el suyo no ven la tranca" (bueno, confieso que no es la variante más conocida de la frase, pero eso de imaginarme la tranca en el ojo de Madame Chibalete, me hace gracia; y ahora que lo pienso, ha saber que ojo será ;D, ya sabemos que es toda una profesional).

La encíclica continuaba con sus aspiraciones futuras. Yo me decía para mí, "No pretenderá que lo contrate...". Tras esto y llegando ya casi al final, me dice que pone la mano en el fuego, en relación a la honorabilidad y la honradez, tanto por Madame Chibalete, como por Gayito Precioso. Es cuando, pienso para mí, "Madre mía, ahí va uno con quemaduras de primer grado. ¿O será que se ha comprado unos guantes ignífugos?". Para finalizar, comienza una galopada personal hacia averiguar mi nombre real. Como buen mocho, es algo que pone en el punto de mira de sus defensas, y que le provoca grandes molestias. No le valía mi pseudónimo. Debe ser que detrás del pseudónimo piensa que se encuentra un robot, o vaya usted a saber qué, en lugar de una persona. También parecía que al autodidacta le molestaba que yo fuese Doctor (vaya películas que se debía montar, no quiero ni pensarlo). Para él todo esto le parecía muy poco serio. Es lo que tienen los frenopáticos, para los que están dentro, todo lo que ocurre en su interior es muy serio y lo de fuera poco serio.

A 9 de noviembre de 2012, le respondo a Cabecilla Mocha, indicándole que ha pasado hasta ese momento, mis intentos por hacer entrar en razones a Gayito Precioso, mis comunicaciones con el "dire" de la emisora del frenopático, y los escasos resultados obtenidos. Intento mostrarme amistoso, indicándole que espero estar tratando con una persona razonable, no como sus compañeros de correrías, y que lo considero responsable último de lo que los mismos han perpetrado. Le indico que hubo diversos intentos de entrar en razones con el frenopático, que no se lograron. Le hago ver que el responsable del entuerto tiene que ser alguno de los personajillos del frenopático, que yo desconozco exactamente quién es, pues en las declaraciones efectuadas por unos y otros se contradicen a si mismos. Le indico que tienen que investigar entre ellos quién se encargó de la traducción de ese primer libro, con lo que se identificaría quién es realmente el fusilador. ¿Madame Chibalete? ¿Gayito Precioso? ¿Cabecilla Mocha?

Le demuestro, a Cabecilla Mocha, con un par de ejemplos, porqué digo que me han fusilado mi blog (cosa que no haría falta, pues supongo que sabrán comparar, aunque quién sabe, su CI tal vez esté en el extremo de la escala). Una de las demostraciones fue magistral, implicando un error en una cita efectuado por Charles Richet, del que yo me dí cuenta, pero no así los editores franceses. Remato esta parte soltándole una de esas frases célebres: "No hay peor ciego que el que no quiere ver".

A continuación le suelto un par de preguntas:

  1. ¿Después de leer esto sigue usted afirmando que se trata de un "presunto plagio"?
  2. ¿Quitaría usted la palabra "presunto"?
Le insinúo que busquen en su saca el o los garbanzos negros, y que depuren responsabilidades. Le suelto otra de las frases célebre: "La zorra está en su gallinero".

Pido que se me comunique públicamente, y se me pida disculpas por las palabras injustamente vertidas hacia mi persona. Y le digo que no me vale una notita escondida en sabe Dios donde, para que no la vea nadie, porque quiero que se me comunique dicha circunstancia de forma adecuada.
Ya finalmente, le hago ver que si en el frenopático existe una manzana podrida, ésta puede pudrir a las demás si no es sacada a tiempo (lo que yo no sabía en aquel momento es que no sólo pudrió la cesta del frenopático, sino también la del llavín - ya saben, "Dios los cría y ellos se juntan").

A 10 de noviembre de 2012, recibo un comunicado por parte de Cabecilla Mocha. En el mismo, Cabecilla me indica que reconoce su error y me pide disculpas (vaya, pensé yo, parece que realmente he dado con alguien sensato); pero a continuación me espeta textualmente "me ha dolido bastante su forma de actuar, pues si en vez de acusar en público me hubiera mandado un email a mi personalmente, habríamos resuelto ésto de igual forma, pues soy humano, con muchísimos errores, pero como bien escribió usted, a mi tampoco se me caen los anillos cuando tengo que pedir disculpas, y además las pido con mi nombre y apellidos completos, espero que entienda este pequeño reproche". Entonces comienzo a comprender porqué Cabecilla Mocha está en el frenopático. Me reconoce que son ellos los que han cometido el error, y considera que al parecer yo tenía que haber comunicado con él, cuando yo no tenía conocimiento ni de su existencia; y encima le ha dolido bastante. ¡¡¡Buaaa...!!! Y me digo yo, entonces, ¿para que tiene ahí a sus compañeros de correrías, Madame Chibalete y Gayito Precioso? Comienzo a comprender que la comunicación en el frenopático no es su fuerte. Tras esto me pasa un texto/carta de disculpas que transcribo literalmente (excepto por los nombres de los sitios, los "personajillos" y palabras afines de esta historia que aquí pongo en rojo):

Estimados Farolilleros y visitantes en general:

Por el presente artículo quiero comunicarme con vosotros para esclarecer la situación ocurrida con la publicación del primer libro de Tratado de Metapsíquica de Charles Richet y que habéis podido encontrar bajo descarga en la web del frenopático y del que cometí el error de darle a Madame Chibalete el trabajo de editar el archivo equivocado.

Este hecho podría constituir un plagio (de hecho, de no avisarnos de tan lamentable error quedaría como un plagio en toda regla) de la traducción del libro mencionado llevada a cabo por “Búho Miope” en su web “labibliotecadelbuhomiope.blogspot.com”.

Hace unos meses, Gayito Precioso me comentó que le habían pasado un archivo que consistía en la traducción de parte del libro citado traducido al español, el que le pasó el archivo le aseguró a Gayito Precioso que la traducción era suya, (cosa que tampoco dimos mucha importancia ya que nosotros empezaríamos la traducción desde cero) me lo mandó para echarle un vistazo, comentamos la idea de poder traducirlo nosotros y sacarlo a la luz, empezamos a trabajar en ello, hasta ahí bien. Llegó el momento de prepararlo para su descarga en la web y ahí vino mi fatal error: en vez de enviarle a Madame Chibalete lo que llevábamos traducido, le envié el archivo anterior, el que le pasaron a Gayito Precioso. Madame Chibalete hizo un trabajo impecable de edición, cuando me lo pasó para ver el resultado, me fijé en cosas como la portada, que el texto encajara correctamente, los números de página, etc, no me fijé en el texto en sí pues ya lo había leído y releído mil veces (claro, el que había releído tanto en francés como en español es el que nosotros estábamos traduciendo, no el del señor Búho Miope), me pareció correctísimo y dí el visto bueno para su publicación en la web.

Deseo expresar y reconocer que soy el único responsable de este hecho, y enfatizar que desligo de esta situación y de cualquier otra apreciación que se pudiera aparejar, a la emisora del frenopático, al programa Farolillo Inaudito, a Madame Chibalete, a Gayito Precioso, a los amigos de Llavín de la suerte y a tantos otros amigos del farolillo que de buena fe publicitaron el pdf en cuestión. Quiero hacer llegar mis más sinceras disculpas a Búho Miope, a Madame Chibalete, a Gayito Precioso, a Llavín de la suerte y a todos vosotros por haber cometido tamaño error, que puso en entredicho  la labor tanto del Farolillo Inaudito como de La Biblioteca del Búho Miope.

He retirado de la web la descarga de la polémica y en cuanto tengamos preparado el archivo con la traducción original de Farolillo Inaudito la subiremos para su descarga.

Reconozco la gravedad de la torpeza, podría decir mil cosas, que tengo mucho trabajo ajeno al entorno del Farolillo, que el Farolillo Inaudito ya de por sí da mucha faena o simplemente despiste, pero realmente no existe justificación alguna para actuar de esta manera. Por ello, y como muestra de la vergüenza y el arrepentimiento que siento ante esta situación, publico este artículo, con la finalidad de que sirva de ejemplo para que otras personas no incurran en un error similar.

Sin más, y con el ruego que aceptéis mis disculpas,

Sinceramente,

Cabecilla Mocha


Como véis, parece ser que Cabecilla Mocha era la manzana podrida. En un mensaje me indica que Madame Chibalete no es experta en el arte de la compaginación, pero aquí se ha transformado en una impecable editora. (P'a mí que aquí hay rollo.) No seré yo quien le indique los errores, que se los busquen ellos mismos. Lo que pasa que no tendrán tiempo, pues otra cosa no sé, pero lo de tirarse flores parece que se les da muy bien. Pero que bien le queda lo de ir de víctima. Y como veis parece que se le ve como avergonzado. (Nada más lejos de la realidad).

A continuación de su declaración, en la misiva me indicaba que tras contestarle a dicho mensaje, lo publicaría tanto en el grupo de Facebook del farolillo como en la web, por ser responsabilidad suya, pero que en el blog del llavín tienen vía libre para publicarlo, si lo consideran oportuno.

Me pide que disculpe tanto a Gayito Precioso como a Madame Chibalete si se mostraron bruscos a la hora de contestar. Y considera que esto es una reacción de los más natural. Y digo yo, ¿lo más natural no habría sido comprobar si de lo que se les estaba acusando era cierto o no? Y una vez comprobado, como hizo Cabecilla Mocha, que el fusilamiento fue provocado por ellos, ¿lo correcto no habría sido que tanto Gayito Precioso como Madame Chibalete hubiesen publicado unos comentarios de disculpa por el error? Pero no, está claro que estos son de los que tiran la piedra y esconden la mano.Valientes y honestos donde los haya. Vamos, que hasta Cabecilla Mocha, mete las manos en el fuego por ellos.

Finalmente, Cabecilla Mocha, termina con una frase que no dudo pasará a ser célebre en la historia de la literatura: "El único culpable soy yo". Que emoción. Hasta se me suelta una lagrimita.

Para terminar con el asunto, el día 10 de noviembre de 2012, hubo tres de mensajes (dos míos y uno de Cabecilla Mocha), en el que Cabecilla Mocha insistía, en que tanto Madame Chibalete como Gayito Precioso lo único que habían hecho era defender su trabajo, y en su interés por saber mi identidad real (no le gusta mi pseudónimo). Lo que yo le indiqué era que él consideraba que el trabajo efectuado por sus compañeros de correrías le parecía que era digno de defender, pero que el mío no era tan digno. Lo mínimo que se puede pedir es ante todo equidad. El poner en duda su equidad no le debió de sentar muy bien, pues desde entonces no me ha vuelto a escribir.

¿Y qué es lo que ha pasado desde entonces?

El mismo día 10 de noviembre de 2012, deshabilitaron, en el frenopático, el enlace de descargar del archivo en cuestión. Misteriosamente, el comentario que yo había puesto en la página web del frenopático, y la contestación de Gayito Precioso, también desaparecieron.

El día 11 de noviembre de 2012, supongo que tras comunicación entre el frenopático y el llavín, el enlace hacia la noticia dada por el llavín, desapareció también de forma igualmente misteriosa, llevándose consigo tanto mis comentarios como los de Madame Chibalete.

Lo primero que pensé fue en que avergonzados, tanto Gayito Precioso, como Madame Chibalete, habían movido los hilos necesarios, para no tener que poner sus excusas sobre lo sucedido. Poco elegante, pero bueno, a fin de cuentas, sus impertinencias habían desaparecido. Tal vez se las metieron por alguna parte.

Ese mismo día yo expulso a Madame Chibalete de los miembros seguidores de mi blog, pues si no le gusta su apariencia ni su contenido ¿para que se dio de alta? ¿Para actuar como Milady en Los Tres Mosqueteros de Dumas?, o ¿para hacerles la competencia a Anne Bonny y a Mary Read? Está claro que tendré que poner un letrerito en el blog de esos que ponen que "Se reserva el derecho de admisión".

Creo que el día 12 de noviembre de 2012, publicaron un nuevo archivo hacia el libro primero del Tratado de Metapsíquica de Charles Richet. Salió publicado en la página web del frenopático. Esta vez gracias a Dios, el texto no está fusilado de mi blog. Pero lo que más gracia me hizo fue ver que bajo la imagen del enlace de descarga, han puesto un logotipo de Safe Creative. Por si no lo sabéis, se trata de un sitio que se encarga del registro de obras y derechos de propiedad intelectual. Nada más ver esto, no se porque se me vino a la cabeza otra de las frases célebres: "Piensa el ladrón que todos son de su condición".

Evidentemente, la credibilidad, la honestidad y la honradez de Cabecilla Mocha han quedado por los suelos, puesto que no ha cumplido su palabra de publicar su comunicado de disculpas ni en su grupo de Facebook, ni en la página web del frenopático. Parece ser que en su caso los anillos también se le han caído..., así que miren por los suelos haber si los encuentran.

En resumen, parece ser que en el frenopático no les ha quedado ni una sola manzana sana. Por lo tanto: ¡¡¡Hoy no hay postre!!!

3 comentarios:

  1. Yo descargué el pdf de Richet, fui con alegría al anuncio que hacía, "Tratado de Metaspíquica" que tanto tiempo llevo buscando, (no pertenezco a al grupo frenopático, soy externo a todo ello), lo descargo con impaciencias, y ..... chafs, mi ilusión desapareció, ni fotos, ni un buen formato,ni nada, así que lo borré incluso del ordenador. Yo hago también traducciones y las pongo gratis, y no las registro en Creatives, en verdad no sirve para nada. El caso que lo que yo hago sacarlo todo de golpe, de manear que no dé tiempo a plagiar. Antes de que nadie vaya a copiar nada, ya está subido a la red. Ojalá puedas terminar el libro y crear tú un pdf con todo el libro, así no tendrás peligro de plagio, y el libro se distribuirá por todos los sitios con la dirección de tu web.

    ResponderEliminar
  2. Hace sólo un par de días en que tomé contacto con tu trabajo y ya lo estoy disfrutando intensamente cuando me encuentro con ésta entrada donde cuentas lo que han hecho estos tipos que no pueden ver mas allá de su mediocridad.

    Mi solidaridad contigo y que sepas que estoy muy agradecido por lo que has hecho hasta ahora independientemente de cual vaya a ser tu decisión respecto de seguir difundiéndolo o no. Obviamente preferiría que siguieras haciéndolo dada la calidad que tiene y para que los truhanes no se salgan con la suya .

    Te envío un cordial saludo, desde Buenos Aires

    ResponderEliminar
  3. Hola Carolus:

    Muchas gracias por tu apoyo. Mi intención es continuar con ello, pero desgraciadamente, por motivos laborales, en este momento estoy embarcado en un proyecto que me absorbe prácticamente todo el tiempo, por lo que aunque el siguiente capítulo lo tengo a medio traducir, posiblemente no pueda continuarlo hasta dentro de unos meses.

    Un abrazo,

    Buho Miope

    ResponderEliminar

Muchas gracias por leer mi blog. Supongo que le ha resultado interesante, puesto que ha llegado hasta aquí.